×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

El Día del Señor

Cristo, el buen pastor que se inmoló por su rebaño que tanto ama

Fernando Mario Chávez Ruvalcaba
~
12 de Mayo del 2019 04:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




La vocación religiosa forma emisarios de la palabra de Dios en la Tierra.
Archivo / La vocación religiosa forma emisarios de la palabra de Dios en la Tierra.

En este domingo cuarto del tiempo de Pascua, la Iglesia nos presenta a Cristo como el Buen Pastor y Cordero inmaculado que ha entregado su vida inmolándose por todos los hombres para conducirlos a los pastos de la verdad y del bien, ya desde esta vida terrena y para conquistar la plenitud del amor en el cielo.

Toda la semana que hoy culmina, está dedicada para pedir a Dios por las Vocaciones Sacerdotales y Religiosas. 

En nuestra Diócesis se cumple la trigésima octava Semana para hacernos colaboradores con la tarea ininterrumpida para promover con adecuada labor pastoral las Vocaciones Sacerdotales, que se han de formar en nuestro Seminario Conciliar de La Purísima Concepción. 

Y precisamente el cuarto domingo del tiempo pascual, es El Día de Nuestro Seminario para que muy unidos al equipo de formadores y con los alumnos seminaristas, diseminados a lo largo de esta Semana Vocacional en las Parroquias de esta Iglesia Particular, nos unamos con la oración, el trabajo y con ayudas económicas que tanto se necesitan para solventar los gastos que nuestro Seminario necesita siempre para formar pastores con Cristo al servicio del pueblo de Dios en Zacatecas.

Si nuestros jóvenes zacatecanos deben formarse en todas las áreas que el Seminario ofrece, de acuerdo con los planes y directrices de la Iglesia Universal, Latino Americana, de nuestra Iglesia Mexicana y nuestra misma Diócesis, teniendo muy en cuenta, desde luego, la figura de Cristo Pastor y Cordero inmaculado; es muy necesario contemplar y asimilar un esbozo fundamental de la figura de Cristo Pastor y Cordero inmaculado, tanto para todos y cada uno de nosotros y en comunión con los pastores del pueblo de Dios en Zacatecas, en la Nación Mexicana y para el mundo.

Cristo, el buen pastor que da la vida por sus ovejas

Aquí y teniendo en cuenta el evangelio de San Juan en el pequeño texto que la
liturgia de la palabra nos ofrece, contemplemos las características que hacen ser a un pastor bueno, más tratándose de la persona del Hijo de Dios hecho hombre:

Entra por la puerta del corral de las ovejas y no por otra parte como lo hacen los ladrones y los bandidos.

Llama por su nombre a cada una de sus ovejas y las saca fuera del corral.

Camina frente a ellas, y éstas lo siguen porque conocen su voz.

Está dispuesto a dar la vida por sus ovejas.

Se preocupa y busca a las ovejas perdidas o de otro corral para formar un solo rebaño bajo la guía de un solo pastor.

Protege, abraza y no permite que sus ovejas sean arrancadas de sus manos ante los salteadores y todo lo que amenaza de muerte a sus ovejas.

Y de parte de sus ovejas:

Tienen los oídos bien abiertos para escuchar con atención la voz de su pastor y poder seguirlo.

Son fieles a su pastor y no hacen caso a los ladrones, bandidos o voces desconocidas.

Conocen a su pastor y por lo tanto, están íntimamente unidas a él.

He aquí la figura del buen pastor y su comunión con sus ovejas. Esta visión de Jesús es el modelo de los pastores y sus ovejas.

Obispo emérito de Zacatecas*