×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Más centros de apoyo para familiares: obispo

Dayana Pinedo
~
13 de Mayo del 2019 04:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Sigifredo Noriega Barceló, obispo de la Diócesis de Zacatecas.
Dayana Pinedo / Sigifredo Noriega Barceló, obispo de la Diócesis de Zacatecas.

ZACATECAS.- Se necesitan crear centros de escucha dirigidos a familiares de personas desaparecidas, los cuales les ayuden a superar el dolor, aseguró Sigifredo Noriega Barceló, obispo de la Diócesis de Zacatecas.

Dentro de los hechos de violencia que azotan al país, cientos de madres salieron a las calles del Centro Histórico en Zacatecas en la marcha de la Dignidad Nacional el pasado 10 de mayo. 

Ellas exigían justicia por sus hijos desaparecidos. Ante ello, el obispo refirió la necesidad de buscar medios para el acompañamiento de los familiares de estas víctimas.

Señaló la importancia de la lucha de las madres que continúan buscando a sus seres queridos, y reiteró el apoyo que brinda la iglesia católica en los casos de la violencia.

Noriega Barceló dijo que de las 78 parroquias que ha visitado, ha habido la oportunidad de platicar con víctimas de la violencia a nivel personal y en un contexto más religioso.

Comentó que ésta es una labor de la iglesia, por lo que se continúa escuchando y dando un acompañamiento. 

Por otro lado, el obispo cree que también es necesario instalar más centros de escucha con profesionales, encargados de brindar la ayuda que las personas con un conflicto de esta índole necesitan.

Día del Maestro

Referente al tema educativo, Noriega Barceló felicitó por adelantado a los docentes ya que su labor se ha vuelto cada vez más difícil respecto a años anteriores.

El jerarca de la Iglesia católica aseguró que las perspectivas de vida han cambiado, así como los valores y la conciencia de los padres de familia.

Comentó que aún no se sabe qué vendrá con el tema de la Reforma Educativa, pero sí conoce la latente preocupación por parte de los maestros, quienes se han mantenido con la incógnita de cómo solucionar diversos problemas que se presentan en el aula.

El obispo finalizó con la encomienda a los docentes de promover la empatía con las nuevas generaciones para tratar de entender qué es lo que anhelan.

“La educación no es una simple transmisión de conocimientos, o un simple aprendizaje de habilidades y capacidades, sino un acompañamiento para vivir”, agregó.