×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

UNILREC: México, segundo país en América Latina con más muertes por balas perdidas

Redacción
~
13 de Mayo del 2019 13:01 hrs
×


Compartir



Liga Corta




el total de los incidentes reportados en México, 19 están relacionados con violencia social
Archivo / el total de los incidentes reportados en México, 19 están relacionados con violencia social

CIUDAD DE MÉXICO.- Reportó el Centro Regional de las Naciones Unidas para la Paz, el Desarme y el Desarrollo en América Latina y el Caribe (UNLIREC)

Francisco Rivas, director del Observatorio Nacional Ciudadano, dijo que el problema con este fenómeno que ha dejado 55 víctimas mortales, radica en la falta de una política de control de armas. Los motivos y actores de los casos de balas perdidas son desconocidos, esto implica que muchos nunca sean investigados.

UNLIREC DOCUMENTÓ 132 VÍCTIMAS EN MÉXICO

De las 132 víctimas mexicanas de las que da cuenta el UNLIREC en su reporte más reciente de este tema, 55 resultaron en muertes y las otras 77 son heridos Del total de los incidentes reportados en México, 19 están relacionados con violencia social/comunal/interpersonal, lo que convierte a este país, según la ONU, en el que presenta el mayor número absoluto de casos de balas perdidas por esa causa, 16% de todos los casos documentados en México. Adicionalmente, México presentó el mayor número absoluto (16) de casos de balas perdidas como consecuencia de tiros al aire/disparos alegres, correspondiendo al 14% de los incidentes documentados en el país.

En el documento del UNLIREC se estableció que de las 132 víctimas por balas perdidas en México, 84 fueron hombres, representando así el país con el mayor número absoluto de hombres víctimas de balas perdidas. 39 fueron mujeres y en nueve casos no se reportó sexo. En la estadística de UNLIREC, 41% de las víctimas en México durante el periodo analizado, es decir 51 personas, son niños; el 18%, 24 sujetos, adultos jóvenes; 24%, 32 individuos, adultos y el 17%, 22, de edad desconocida.

Un médico forense de larga experiencia en la Procuraduría de Justicia de la Ciudad de México y también en el servicio pericial federal afirmó que en los últimos 18 años, en los que trabajó en la zona de Iztapalapa, le tocó atender más de una decena de casos. “Es la zona donde más muertos por balas perdidas se registran en la Ciudad de México, sobre todo niños”, dijo el especialista.

“Me acuerdo de algunos, como un niño que asomaba la cabeza por una ventana, mientras veía que su mamá iba a la tienda y fue impactado por una bala; otro que iba caminando en la calle con su abuelita, brincando de la banqueta a la calle y ahí le cayó la bala; otro que estaba en un puesto de quesadillas, la bala atravesó una lona y ahí murió”, dijo el forense.

De acuerdo con las declaraciones de este médico forense, en los festejos en Santa Cruz Meyehualco y Santa María Aztahuacán es donde se originan mayores incidentes por balas perdidas. San Cruz tiene siete festejos en el año, mientras que Santa María tiene 16.

INTERESES OSCUROS EN LA VENTA DE ARMAS

“Estas tragedias a causa de las balas perdidas son noticias que se han vuelto cotidianas en los periódicos de América Latina y el Caribe en el transcurso de las últimas décadas. Esta situación es consecuencia de la proliferación de armas pequeñas y municiones —combinada con una serie de variables institucionales, sociales y económicas—, que ha dado lugar a niveles inaceptables de violencia armada en la región”, se lee en el documento de UNLIREC, financiado por el gobierno de la República Federal Alemana.

Francisco Rivas, director del Observatorio Nacional Ciudadano, consultado para este trabajo, dijo que el problema de la violencia por armas de fuego incluyendo el fenómeno de las balas perdidas, está en la falta de una política de control de armas, aunque no comparte el criterio y la información presentada por UNLIREC.

“Los casos de balas perdidas son lamentables, pero hay que decirlo, dentro de las cosas lamentables que vivimos en nuestro país, afortunadamente estos casos siguen siendo muy pocos; pero los casos de violencia relacionados con la delincuencia son desmedidos y también los casos en donde un asalto termina con la vida de una persona”, dijo Rivas.

Sostuvo que la clave está en aplicar una política de control de armas, sobre todo ilegales, para que tanto las balas perdidas, pero principalmente la violencia generalizada que vive el país como sociedad, amainen.

“No coincido con quien tiene armas y no creo que la solución sea que como sociedad nos tengamos que armar para defendernos; es un hecho que el Estado nos ha fallado sistemáticamente, pero el problema no está en el control de las armas lícitas, el problema está en que no hay un serio combate precisamente por todos los intereses oscuros conectados con la venta, el comercio e ingreso al país de armas ilícitas”, señaló el director del Observatorio Nacional Ciudadano.