×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Lo que se sabe del asesinato a la joven madre para robarle a su bebé

Redacción
~
16 de Mayo del 2019 20:09 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Marlen Ochoa, de 19 años, esperaba a su segundo hijo.
Cortesía / Marlen Ochoa, de 19 años, esperaba a su segundo hijo.

ESTADOS UNIDOS.- La tarde del 23 de abril de este año fue la última vez que se vio con vida a Marlen Ochoa López, acaba de salir de la escuela y, antes de llegar por su primer hijo a la guardería, haría una rápida parada al suroeste de Chicago por ropa para su segundo hijo, de quien tenía nueve meses de embarazo.

Ese mismo día, otra mujer de 46 años llama al 911 pidiendo apoyo debido a que acaba de dar a luz en su casa, pero presentó problemas en el parto que ponen en riesgo la salud de su bebé.

Pasaron 16 días antes de que el cuerpo de Marlen fuera encontrado. De acuerdo con el informe policial, la joven de 19 años fue asesinada para robarle el bebé que estaba esperando.

NOTA RELACIONADA:

 

La desaparición de Marlen Ochoa

Marlen, de 19 años, estaba embarazada de nueve meses y esperaba dar a luz a su segundo hijo para el 5 de mayo. La tarde del 23 de abril salió de la Secundaria Alternativa Latino Youth, donde estudiaba.

Marlen condujo hasta el suroeste de Chicago, donde se vería con una mujer que le prometió ropa para el bebé que esperaba.

Las autoridades sospechan que, con esta falsa promesa, Marlen fue conducida hasta el sótano, donde fue asesinada y su bebé le fue arrancado del vientre.

Mientras los familiares y amigos de Marlen emprendían una búsqueda para encontrarla, del otro lado de la ciudad una mujer de 46 años, identificada como Clarisa Figueroa, pedía ayuda para atender a su bebé recién nacido.  

Los días siguientes fueron difíciles para la familia de Marlen. No había pistas que ayudaran a dar con su paradero y el día del parto se acercaba más y más. La madre de la joven anunció una recompensa de 25,000 dólares a quien diera información que diera con el paradero de su hija.

Sin mucho dónde indagar, un camino de pan en redes sociales guiaba a las autoridades hasta grupos de Facebook, donde Marlen se había puesto en contacto para recibir ropa.

 

Una luz en la investigación

A principios de mayo, la policía encontró el automóvil de la joven a unas cuadras de la casa de Clarisa Figueroa.

Fue cuestión de tiempo para que la verdad saliera a flote. En una llamada anónima se sugirió a las autoridades que compararan el parentesco del bebé en situación grave que había llegado al hospital el mismo día que desapareciera Marlen.

La policía tomó una prueba de ADN del esposo de la joven, Yiovani López, así como cabello de Marlen que la familia encontró en su casa.

Los resultados coincidieron, el bebé que Figueroa había llevado era el de Marlen y Yiovani. El 14 de mayo, las autoridades allanaron la residencia esperando encontrar con vida a la chica desaparecida.

Sin embargo, todo hilo de esperanza desapareció la madrugada del 15 de mayo, cuando fue encontrado el cuerpo de Marlen en un bote de basura en el jardín de la casa de Figueroa.

 

Los tres detenidos

La Policía de Chicago dio a conocer que Clarisa, su hija Desiree y su novio Piotr Bobak fueron detenidos.

Madre e hija son acusadas del asesinato de Marlen, mientras que Bobak de ocultar el crimen.

Días después del asesinato y de que Figueroa pidiera apoyo para internar al bebé que presumió como suyo, lanzo una campaña en GoFundMe (portal de internet para pedir donaciones) con el objetivo de recaudar dinero para el funeral de su bebé, quien aseguró, estaba a punto de morir.

 

Un final devastador

Yiovani pudo conocer a su hijo respirando con un soporte de vida en una cama de hospital, lo llamó Yadiel. Sin embargo, debido al traumatismo que sufrió y la manera en la que fue extraído de su madre, sufre daños cerebrales y fuentes allegadas a la familia han confirmado que es posible que el bebé sea desconectado en próximos días.