×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Dejan de lado las propuestas para atacarse; Así fue el debate en Puebla

Redacción
~
20 de Mayo del 2019 09:23 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Los tres candidatos dejaron de lado las propuestas para atacarse de manera personal.
Archivo / Los tres candidatos dejaron de lado las propuestas para atacarse de manera personal.

PUEBLA.- El Instituto Nacional Electoral (INE) organizó este encuentro, por primera vez en la historia de la entidad, y su presidente, Lorenzo Córdova, lamentó la poca difusión que hubo por parte de los medios de comunicación; sin embargo, prometió que esta actividad estaría a la altura de los poblanos.

Calificativos como “vividor”, “fichita” y “fifí” imperaron en el debate entre los candidatos a la gubernatura, llevado a cabo  ayer en el Teatro del Complejo Cultural Universitario (CCU) de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP).

El encuentro destacó por cuestionamientos entre Miguel Barbosa, aspirante de Juntos Haremos Historia, y Enrique Cárdenas, postulado por la coalición integrada por PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, quienes se enfrascaron en una discusión sobre sus respectivos patrimonios.

También porque, al final, el abanderado del PRI, Alberto Jiménez Merino, comenzó a divagar y no pudo articular ideas.

Desde el principio, Barbosa Huerta acusó a Enrique Cárdenas, exrector de la Universidad de las Américas (UDLAP), de ser un “vividor” del presupuesto, al señalar que ha recibido becas millonarias y no ha declarado sus ingresos al Servicio de Administración Tributaria (SAT). Más tarde, subrayó que tiene un hotel en Europa y lo acusó de haber ocultado propiedades en Puebla en su declaración 3de3, además de evadir impuestos.

Cárdenas Sánchez no tardó en considerar que el experredista carece de calidad moral para hablar de corrupción, pues dijo que su riqueza está basada en “moches” cobrados desde el Senado.

Señaló, además, que es propietario de una residencia que fue del expresidente Miguel de la Madrid Hurtado, por lo que hasta ha perdido la confianza del Ejecutivo.

En su oportunidad, Jiménez Merino tachó de cómplices de los gobiernos panistas a sus dos contrincantes, lo que sólo provocó que Barbosa le sugiriera primero revelar dónde está el exgobernador Mario Marín, quien es acusado a nivel internacional por el delito de tortura.

Hubo temas incómodos, en un formato diferente, pues Cárdenas denotó nerviosismo cuando le preguntaron sobre los matrimonios entre personas del mismo sexo y el aborto, aunque al final opinó que los temas deben analizarse en el Congreso local.

Asimismo, Barbosa calificó de “fichita” y “fifí” a su rival promovido por tres partidos, luego de que Jiménez recordó que Cárdenas no es originario de Puebla, por lo que consideró que desconoce las necesidades de la entidad.