×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Acusa AMLO a Carolina Herrera, de apropiación cultural en sus diseños

Redacción
~
11 de Junio del 2019 19:45 hrs
×


Compartir



Liga Corta




La colección está inspirada en la “alegría de vivir” de América Latina.
Cortesía / La colección está inspirada en la “alegría de vivir” de América Latina.

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador ha acusado a Carolina Herrera y al diseñador Wes Gordon de apropiación cultural, al haber incorporado en sus prendas, diseños y elementos que asegura son propios de los pueblos originarios de México.

Resort 2020 es la más reciente colección de la creativa pareja y está inspirada en la “alegría de vivir” de América Latina; pues Vogue la ha descrito como “juvenil, fresca y fiel a las raíces de la marca”; sin embargo, algunos vestidos generaron molestias en el Gobierno de AMLO.

Wes Gordon, es un joven diseñador que lleva un año trabajando como director creativo de Carolina Herrera, modista venezolana que es un ícono de las pasarelas y de la más alta costura.

La secretaria de Cultura del país, Alejandra Frausto, envió el pasado lunes una carta de reclamo a los diseñadores, donde se expone que los patrones utilizados en la colección forman parte de la cosmovisión de pueblos de regiones específicas de México.

Por lo que el Gobierno ha pedido a Herrera que explique “públicamente” los fundamentos que llevaron a la casa de modas a usar elementos culturales cuyo “origen está plenamente fundamentado”, además, de solicitar a la modista que aclare si las comunidades portadoras de estas vestimentas típicas, se van a beneficiar de las ventas de la colección.

Una de las prendas, que causo molestias, es un vestido largo de color blanco que tiene bordados animales de colores brillantes que se entrelazan con flores y ramas, el cual la secretaria de cultura asegura que “el bordado proviene de la comunidad de Tenango de Doria, Hidalgo; en estos bordados se encuentra la historia misma de la comunidad y cada elemento tiene un significado personal, familiar y comunitario”.

Otros dos casos que se hacen mención en la carta, se refieren al uso de bordados florales sobre una tela oscura como los que se hacen en la región del istmo de Tehuantepec, en Oaxaca, y la incorporación, en otros dos vestidos, del famoso sarape de Saltillo, Coahuila.

Lamentablemente no es la primera ocasión que México vive una polémica por la utilización de diseños de pueblos indígenas en colecciones de moda, pues en 2015, una túnica y una blusa de la francesa Isabel Marant, generó muchas críticas en redes sociales.

Zara, de Inditex, también ha sido acusada de plagio en diversas ocasiones, siendo el caso más reciente en 2018, cuando la prensa publicó que una de las chamarras que promocionaba la marca española, mostraba un dibujo similar a un bordado usado por las mujeres de Aguacatenango, en el municipio de Venustiano Carranza, Chiapas.

Ante esto, el Gobierno de México, prepara una estrategia legislativa para que casos como los de Herrera, Marant y Zara sean los últimos, pues la bancada del partido de MORENA  en el Senado presentó en noviembre pasado el proyecto para una Ley de Salvaguardia de los conocimientos, Cultura e Identidad de los pueblos indígenas.