×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Desde hace 9 años, el cronista cobra sin trabajar

Silvia Vanegas
~
13 de Junio del 2019 04:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Samuel Correa Carrillo, cronista del Pueblo Mágico.
Silvia Vanegas / Samuel Correa Carrillo, cronista del Pueblo Mágico.

JEREZ.- Desde que recibió el nombramiento como cronista de la ciudad en 2010, Samuel Correa Carrillo no ha cumplido con sus obligaciones. 

Correa Carrillo percibe un salario de mil 600 pesos quincenales que ha cobrado puntualmente, pero no ha realizado ninguna actividad, e incluso ha solicitado vacaciones. 

Samuel Correa Carrillo fue nombrado cronista vitalicio por el ayuntamiento que presidió Alma Araceli Ávila en 2010, después de la muerte de Juan de Santiago Silva, pero sólo acudió los primeros meses; después se informó que estaba enfermo.

Sin embargo, no existe un justificante que ampare  sus inasistencias desde hace 9 años.

Tanto el secretario del ayuntamiento, Liborio Carrillo, como Elva Sosa, titular de Recursos Humanos, aseguraron que no tienen algún justificante por sus ausencias. y desconocen el trabajo que realiza. 

A pesar de su incapacidad para acudir a laborar a la alcaldía, el cronista trabaja para un medio de comunicación local como reportero. 

Además se le lleva un procedimiento de responsabilidad administrativa por el resguardo de los bienes muebles a cargo del departamento del Deporte.  

La crónica de la ciudad se lleva por el cronista adjunto Héctor Manuel  Rodríguez Nava, quien explicó que los cronistas tienen un libro en el que  se lleva la crónica. 

Destacó que el material está en su poder y hace tres meses asentó las últimas investigaciones, pero ignora cuándo fue la última vez que Correa Carrillo anotó algo, pues hace años que no lo ve.

Rodríguez Nava reconoció que en el libro no hay crónica de Correa Carrillo, de quien dijo es la responsabilidad y su labor es rescatar las tradiciones, ayudar a preservar el patrimonio tangible e intangible, relatos, coadyuvar con el municipio en cuestiones históricas y como lo señala la ley orgánica llevar la crónica de los sucesos más importantes.

Dijo que el cronista adjunto es sólo un apoyo al titular en el rescate de edificios, historia, canciones, crónica. 

Lamentó que no se esté realizando crónica en  las comunidades, pues  no le es posible abarcar tanto, por lo que sólo se enfoca en los hechos de la cabecera municipal.

Tanto el cronista, como el adjunto perciben un salario de los municipios y deben acudir diariamente a laborar a las oficina de Cultura, ya que no existe un espacio en la Secretaría de Gobierno, de donde dependen.