×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Pareja de recién casados muere en accidente presuntamente causado por futbolista

Redacción
~
24 de Junio del 2019 14:55 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Alejandro y María se habían casado el día antes de morir.
Twitter / Alejandro y María se habían casado el día antes de morir.

JALISCO.- Este domingo una pareja de recién casados murió en un trágico accidente presuntamente ocasionado por el futbolista Joao Maleck, quien habría manejado a exceso de velocidad y bajo los efectos del alcohol.

Alejandro Castro, de 33 años, y María Peña, de 26 años, recién iniciaban su vida como marido y mujer el día antes del accidente. Habían pasado más de un año planeando su boda y el domingo se preparaban la gran fiesta de celebración.

Alejandro y María viajaban en su coche Aveo en una avenida de Zapopan cuando un Mustang a exceso de velocidad los embistió por detrás y los empujó hasta que una palmera a mitad del camellón detuvo la marcha.

Escombro, polvo y miles de pedazos de plástico, metal y vidrio quedaron esparcidos por la avenida. Cuando los rescatistas llegaron al lugar, encontraron a la pareja sin vida en su vehículo.

Maleck, quien presuntamente conducía el Mustang a más de 160 kilómetros, sufrió algunas lesiones en cara y cuerpo. Su acompañante salió ileso.

De manera extraoficial se dio a conocer que el Mustang “apestaba a alcohol”, factor que, junto al exceso de velocidad, pudieron ser factor importante para el accidente.

 

“Eran mi primo y su esposa, se acababan de casar”

Tras conocerse el accidente, un usuario en Twitter comenta: "Los ahora fallecidos eran mi primo y su esposa, se acaban de casar". Narra la siguiente breve historia.

Alejandro y María se conocieron hace varios años en el trabajo. Él era licenciado en pedagogía y tenía dos hijos. Ella era licenciada en Ciencias de la Comunicación.

La boda había sido el sábado, pero el domingo tenían la celebración en grande con familiares y amigos. Los recién casados se dirigían a un salón en el que María se arreglaría para la fiesta.

Sin embargo, nunca llegaron a su destino. La irresponsabilidad ligada al consumo de alcohol les arrebató la vida.

Ella vista de blanco y el de negro. Con un beso enlazan sus vidas ante los ojos de Dios. Sus familias y amigos aplauden.

El momento se vuelve una foto y, tras el accidente, se convierte en una cicatriz.

Son las 3:44 de la tarde del domingo, el familiar de Alejandro añade a su primer tuit una de las últimas fotos que les harían a la pareja: “Y así serán por siempre recordados!”.

Los usuarios de la red social que comentan la imagen repiten una y otra vez: “Justicia”.