×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Prevén conflicto con adeptos de Goméz Urrutia

Marcela Espino
~
25 de Junio del 2019 04:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Gustavo Barrios, secretario del trabajo dentro del comité nacional del sindicato.
Marcela Espino / Gustavo Barrios, secretario del trabajo dentro del comité nacional del sindicato.

FRESNILLO.- Integrantes del Sindicato Minero Metalúrgico El Frente advierten de un conflicto en el municipio, ante las agresiones que se suscitaron durante el fin de semana por parte de un simpatizante del senador Napoleón Gómez Urrutia.

En conferencia de prensa, los sindicalizados expusieron que fueron agredidos por Noé Maldonado Ortega, quien se presentó en estado de ebriedad afuera del Tiro San Luis el sábado y buscó provocarlos al salir del centro de trabajo.

Gustavo  Barrios, secretario del trabajo dentro del comité nacional del sindicato, refirió que defenderán la fuente de empleo y responderán las agresiones, de ser necesario.

Aseguró que buscan evitar un conflicto mayor como el que se vivió el 10 de junio de 2009, en el que los mineros se enfrentaron a golpes en el estacionamiento de la compañía y uno de ellos, originario de Sombrerete, perdió la vida.

Expresó que responsabilizan a los simpatizantes de Gómez Urrutia en caso de que ellos o sus familiares presenten alguna situación, pues las amenazas para los sindicalizados del frente ya se presentaron en redes sociales y en lo personal.

Identificaron a extrabajadores de la minera quienes desean regresar a laborar, pero mantienen el acercamiento con Gómez Urrutia y buscarían desestabilizar a la empresa.

En tanto que Antonio Zamarripa, secretario general de la sección 62, expresó que Maldonado Ortega se retiró de la empresa voluntariamente hace nueve meses por lo que se tienen conflictos con él desde entonces.

Dijo que el sábado pasado cuando ocurrió el desencuentro entre ellos, fue porque el hombre llegó en estado de ebriedad e incluso pretendió atropellar a los mineros que se encontraban en la calle.

Negó que los mineros se llevaran el puesto de venta que tenía en la calle desde hace años, para después abandonarlo.

Por su parte, algunos mineros dieron testimonio de enfrentamientos con Maldonado Ortega y sus hijos; a uno de ellos se le señaló recientemente por quedarse dormido en su empleo y con ello, dificultar las actividades bajo la tierra.

Unos más reprocharon la falta de seguimiento de la Fiscalía General de Justicia del Estado en las carpetas de investigación en contra de los seguidores del senador por el incidente de 2009.