×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Sacan a un conductor entre los fierros retorcidos

Redacción
~
30 de Junio del 2019 12:54 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Los primeros en llegar fueron los elementos de la Policial Estatal Preventiva (PEP) quienes custodiaban el lugar.
Ángel Martínez / Los primeros en llegar fueron los elementos de la Policial Estatal Preventiva (PEP) quienes custodiaban el lugar.
Los primeros en llegar fueron los elementos de la Policial Estatal Preventiva (PEP) quienes custodiaban el lugar.
Ángel Martínez / Los primeros en llegar fueron los elementos de la Policial Estatal Preventiva (PEP) quienes custodiaban el lugar.
Los primeros en llegar fueron los elementos de la Policial Estatal Preventiva (PEP) quienes custodiaban el lugar.
Ángel Martínez / Los primeros en llegar fueron los elementos de la Policial Estatal Preventiva (PEP) quienes custodiaban el lugar.

FRESNILLO.- El domingo por la madrugada un hombre perdió el control del volante de su camioneta y acabó prensado entre los fierros retorcidos.

El reloj marcaba las 2:20 de la mañana cuando elementos de rescate y policiacos se movilizaron a un lado de la carretera federal 44, entre la gasolinera La Villita y el Centro Regional de Reinserción Social (Cerereso).

Cuando llegaron los cuerpos de socorro, encontraron una camioneta Lincoln, gris de procedencia extranjeras incrustada en la fachada de un comercio, donde vende semillas y fertilizantes.

Los elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP) custodiaron el lugar; mientras que los paramédicos de la Red de Emergencias Médicas de Zacatecas (Remeza), se acercaron al vehículo a brindar los primeros auxilios; aunque se dieron cuenta que el conductor estaba atorado.

Por ello, el personal del Departamento de Protección Civil (PC) y Bomberos se movilizó en el carro cisterna para llegar con el equipo hidráulico, mejor conocido como las quijadas de la vida, para ayudar al chofer de la camioneta.

Después de varias maniobras, los bomberos lograron sacar al conductor, a quien trasladaron al Hospital General de Fresnillo para su debida atención médica.

Finalmente, personal de la Policía Federal de Caminos se hizo cargo de la situación.