×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Memoria viva

La primera fiesta oficial del Estado de Zacatecas

Manuel González Ramírez
~
03 de Julio del 2019 04:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Virgen del Refugio.
Cortesía / Virgen del Refugio.

ZACATECAS.-

“Los individuos y las sociedades llevan en sí un pasado que ignoran, que sufren pasivamente… En tanto no tienen conciencia de lo que son y de lo que fueron, no tiene acceso a la dimensión propia de la historia.” Raymond Aron.

 Hace tantos días estábamos revisando unas fuentes relacionadas con la revolución de independencia. En uno de los documentos encontramos unas estadísticas de los hechos armados que tuvieron lugar entre 1810 y 1821 en todo el territorio de la Nueva España.

Nos llamó la atención que en el territorio del actual estado de Zacatecas habían ocurrido muy
pocos hechos de armas respecto de otras regiones. Estos datos nos remitieron a una serie de cuestionamientos, ¿por qué tan pocos
encuentros armados entre realistas e insurgentes en la región zacatecana? ¿acaso tenían muy poco espíritu patriótico sus habitantes? ¿les faltó valor?

Las páginas escritas sobre nuestra historia local nos reportan que había valor, arrojo y patriotismo en los zacatecanos. Hubo demasiadas muestras de ello. Entre los ejemplos más notables tenemos al doctor José María Cos y Péres, Víctor Rosales, Daniel Camarena, José María Mercado, Juan Valdivia, entre otros que abrazaron la causa de la independencia. La historia también nos relata que las autoridades civiles de Zacatecas, principalmente, el ayuntamiento capitalino, más de una vez negociaron con las fuerzas insurgentes para evitar al máximo las expresiones de violencia en esta ciudad. En más de una ocasión se evitó que la sangre fuera derramada. Esto significa que las autoridades tenían la firme convicción de velar por la seguridad, bienestar e integridad de sus habitantes.

Esta década trágica llegó a su fin en 1821. Con ese ánimo reaccionario de Zacatecas contra el gobierno español, el 5 de julio de ese año, las autoridades civiles, militares y eclesiásticas, así como por un grupo de notables ciudadanos se reunieron en la casa de Manuel de Rétegui (hoy sede del Tribunal Superior de Justicia del Estado), para proclamar la Independencia de México. Fue todo un acontecimiento donde se vieron coronados los esfuerzos y sacrificios que muchos patriotas ofrendaron para lograr la emancipación respecto de España.

Un documento que fue redactado para dejar testimonio de tal suceso nos revela que este acto fue presidido por el licenciado Domingo Velásquez y Sotomayor, alcalde primero de la ciudad de Zacatecas, quien fue reconocido en esos momentos como Jefe Político Subalterno Interino de la Provincia de Zacatecas, es decir, como la primera autoridad máxima del territorio zacatecano en el periodo independiente.  Al terminar el evento, hubo una misa de acción de gracias en la iglesia parroquial mayor de la ciudad de Zacatecas.

A partir de entonces, el 5 de julio de 1821 sería una fecha de feliz memoria para el pueblo zacatecano o, al menos, para la clase política. Pero como en aquel tiempo ciertas festividades civiles iban acompañadas de otras de carácter religioso, el 4 de julio de 1826, fue instituida la celebración de la jura de la independencia en el estado, pero ¿por qué el día 4 y no el 5?, sencillamente, porque a juicio de la Legislatura local, la Independencia de México se había logrado bajo los auspicios de Nuestra Señora del Refugio.