×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

El adiós de la Policía Federal

Redacción
~
07 de Julio del 2019 10:39 hrs
×


Compartir



Liga Corta




La corporación fue motivo de orgullo en los sexenios de Zedillo y Calderón
Archivo / La corporación fue motivo de orgullo en los sexenios de Zedillo y Calderón

MÉXICO.- La Policía Federal vive sus últimos días; el presidente Andrés Manuel López Obrador  confirmó que en 18 meses no quedará rastro alguno de la hasta hace no mucho policía de elite del país.

“Se creó una institución, la Policía Federal, hace 20 años, que fue echándose a perder, de 40 mil elementos, se puede realmente contar con 10 mil”, aseveró el presidente.

Muchos de los integrantes que aún pertenecen a la policía jamás imaginaron que la promesa de campaña se haría realidad, inclusive aseguran haber votado por el candidato de Morena, ahora presidente.

“Pedimos resarcimiento para aquellos elementos que, debido a la violación sistemática de sus Derechos Humanos, ya no confíen en la objetividad sobre la valoración de sus servicios por razón de represalias. Dos, respecto a la Guardia Nacional, transparencia y respeto al principio de progresividad en materia laboral y de derechos inherentes a la función desempeñada”, refirió un portavoz de la Policía Federal.

La protesta por el cambio a la Guardia Nacional es solo el fin de una agonía prolongada desde el 1 de julio del 2018, cuando López Obrador logró el triunfo en la contienda electoral.

Del cielo al suelo

El 4 de enero de 1999 el presidente Ernesto Zedillo publicó la ley que creó la Policía Federal Preventiva como parte de la Secretaría de Gobernación. Un cuerpo policial con facultades y atribuciones de prevención que integró en un solo organismo a los antiguas cuerpos administrativos de Policía Federal de Caminos, Policía Fiscal Federal y Policía de Migración.

El objetivo de la Policía Federal era tener una organización bien capacitada, con salarios de primer nivel que evitara las tentaciones de la corrupción y no fuera infiltrada por el crimen organizado, al que enfrentarían.

En el gobierno de Vicente Fox, a la PFP se unió a la Policía Federal de Caminos, y fue creciendo en fuerza; combatió a grupos delictivos como el Cártel de Juárez, la organización de los hermanos Arellano Félix y el Cártel de Sinaloa.

Iniciaron los operativos México Seguro en Ciudad Juárez, Chihuahua; Culiacán, Sinaloa; Morelia, Michoacán y los municipios fronterizos de Tamaulipas para combatir a integrantes del Cártel del Golfo

Bajo la administración de Felipe Calderón, cambió su nombre a Policía Federal , durante esta administración pasó de 10 mil a 32 mil efectivos, realizó operaciones en todo el país, sobre todo en los estados de mayor incidencia delictiva.

La etapa del presidente Calderón fue la más polémica, pues su intervención con operativos de alto calibre en regiones violentas dejó miles de muertos, tanto de la policía como de los grupos criminales.

Con Enrique Peña Nieto la Policía Federal alcanzó casi 37 mil elementos;  8 mil dedicados a labores administrativas, de investigación de gabinete y científica.

Al inicio del sexenio de Andrés Manuel López Obrador, la fuerza de la Policía Federal incluía casi 40 mil efectivos, pero solo 20 mil lograron cumplir con el perfil para integrarse a la Guardia Nacional, el resto fueron enviados de manera provisional al Instituto Nacional de Migración, cambio que no dejó satisfecho a muchos.

Estalla protesta

El miércoles alrededor de mil elementos de la Policía Federal tomaron las instalaciones del Centro de Mando CONTEL, ubicado en Iztapalapa, para realizar una manifestación.

Los efectivos denuncian que les están disminuyendo sueldos, y obligando a firmar su baja para pertenecer a una nueva corporación.

Los policías federales dijeron que nadie les avisó que desde el 1 de julio formarían parte de la nueva corporación y reclaman a sus nuevos mandos el pago de bono de operatividad para quienes están desplegados en el combate al crimen organizado.

“Entiendo que hay también resistencias porque es un cambio, lo cierto es que estaba echada a perder esa corporación (...), estaban malacostumbrados algunos y por eso la protesta, pero no se estaban portando bien, sobretodo los de arriba”, aseguró el Presidente López Obrador.

 

Calderón vs Durazo

Las protestas de los policías federales causaron un choque entre Alfonso Durazo, secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, y el expresidente Felipe Calderón.

El funcionario acusó que detrás de los inconformes está Ignacio Benavente, un hombre que estuvo preso por secuestro y tiene siete investigaciones abiertas. En conferencia, hizo alusión a que el exmandatario panista también tiene interés en el asunto.

“Es evidente el activismo de algunos políticos pretendiendo sacar raja”.

“No es casual que hace unos momentos uno de los propios representantes de los inconformes de la PF solicitara que Felipe Calderón fuera nada menos que su representante sindical”, indicó.

Tras esto, el expresidente compartió en redes un video en el que pidió solucionar las demandas de los policías, pero también exigió a Durazo probar el dicho o “retirar la calumnia”.

“Señor presidente, señor secretario: escuchen a los policías, dejen de escucharse ustedes mismos nada más y tomen se la molestia de explicarles cuál es el plan de seguridad que ustedes tienen y que esperan que hagan dentro de ese plan los propios policías federales”, aseveró Calderón Hinojosa.

 

Se radicalizan

Ante el incumplimiento de las autoridades de presentar el sábado el tabulador para las liquidaciones de la Policía Federal, los elementos apostados en el Centro de Mando CONTEL en la alcaldía de Iztapalapa radicalizaron su postura.

Ahora exigen que las negociaciones se centren única y exclusivamente en el pago de indemnizaciones.

Los efectivos inconformes afirmaron en asamblea que no les interesa escuchar ya una sola opción más de trabajo por parte del gobierno federal, lo único que quieren es retirarse de manera digna, una vez que se extinga la Policía Federal.

A través de una convocatoria, los elementos inconformes por su posible incorporación a la Guardia Nacional, hicieron un llamado a concentrarse el próximo lunes desde las 5 de la mañana en el Ángel de la Independencia, para marchar, en punto de las 7 rumbo a Palacio Nacional, en lo que se vislumbra como un paso más en el conflicto final de la Policía Federal.