×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Confía obispo en la Guardia Nacional

Norma De Luna
~
08 de Julio del 2019 04:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Con la llegada de la Guardia Nacional el obispo espera que mejore la situación en el estado.
Norma De Luna / Con la llegada de la Guardia Nacional el obispo espera que mejore la situación en el estado.

ZACATECAS.- Secuestros, desaparición de personas y homicidios son los delitos más graves que se sufre en municipios como Valparaíso, Fresnillo, Ojocaliente, Calera y Zacatecas, según las visitas pastorales que ha realizado el obispo de la Iglesia Católica en Zacatecas, Sigifredo Noriega Barceló.

 

Cercanía con habitantes 

Informó que mediante estas visitas se acerca con las personas que han vivido circunstancias críticas y los marcan de por vida, donde un número importante de personas que han sido víctimas,  se reúnen con él para hablar y en la medida de lo posible sanar la herida.

Mencionó que, en la comunidad de San Mateo,  perteneciente a Valparaíso es de donde más acudieron personas, a estas reuniones, derivado de problemas de seguridad, derivados de los acontecimientos  registrados durante los últimos seis meses.

“Son cuestiones de violencia que no se pueden ignorar y que mínimo, se deben de atender y escuchar”, dijo el obispo.

Mencionó que los problemas de inseguridad que se viven en  la entidad zacatecana no son exclusivos de nuestro estado, ya que, en el país se vive una ola de violencia desde hace ya varios años.

Agregó que, los secuestros, homicidios, extorsiones y asaltos, son delitos que se registran con frecuencia en Zacatecas y de los cuales han sido víctimas los habitantes de el territorio estatal.

 

La llegada de la Guardia Nacional 

Confía que con la llegada de la Guardia Nacional, la seguridad y tranquilidad pueda regresar al estado, aunque reconoce que no es una tarea solo de ellos sino de la coordinación con las distintas corporaciones de seguridad.

“Es importante que tanto ellos como nosotros sepamos cuáles son sus funciones y hasta sí podrán hacer algo con la sociedad”, compartió el obispo.

 

Responsabilidad de toda la población

Aseguró que puede suceder cualquier cosa, pero de inicio, confía en esta estrategia y en que, si todos se unen, se podrá recuperar la tranquilidad.

Agregó que la ciudadanía debe poner de su parte, denunciando los delitos y siendo parte del cambio dentro de la sociedad.

Dejó claro que la violencia solo genera más violencia y que el entorno familiar es uno de los principales factores que poya o afectan a la sociedad dependiendo de la manera en la que se enseñen los valores a los hijos.

La Iglesia Católica tienen una tarea especial subrayó, dentro del entorno familiar y ciudadano, ya que el acercar a los jóvenes y a la población en general a el respeto y la aplicación de los valores también es responsabilizad de ella, en compañía de los padres de familia.

 

Compromiso con municipios y comunidades

Recalcó que sus visitas son parte de su compromiso y deber con los fieles y con su institución, la Iglesia Católica, a pesar de que se expone o se pueden malinterpretar sus acciones “no podemos dejar solas a las familias, a las instituciones ni a los policías”, dijo.

Dejó en claro que la manera en la que se trabaja  en las reuniones con familias y jóvenes, son escuchadas sus historias, en las que en la mayoría de las ocasiones no se tienen respuesta por parte de las autoridades, estas visitas continuarán y se pretende hacer el recorrido en todo el estado y sus demarcaciones.