×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Historias humanas

A los colonos de La Pimienta los une la fe

Carlos Montoya
~
09 de Julio del 2019 04:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




El Cuarto Batallón Cristiano encabeza las festividades.
Carlos Montoya / El Cuarto Batallón Cristiano encabeza las festividades.
El Cuarto Batallón Cristiano encabeza las festividades.
Carlos Montoya / El Cuarto Batallón Cristiano encabeza las festividades.

ZACATECAS.- Movidos por la fe que le tienen al Sagrado Corazón de Jesús, vecinos de la comunidad de La Pimienta realizaron las tradicionales Morismas que, este 2019, cumplieron 72 años de celebrarse.

En el magno evento participaron aproximadamente 5 mil personas, quienes llegaron desde diferentes comunidades aledañas respondiendo a la invitación de los organizadores, cuya labor es preservar esta tradición de más de siete décadas.

En esta comunidad, las Morismas las inició la familia de don Alberto Mireles (QEPD), quien continuó con el legado de su padre y juntos lograron hacer que estas fiestas perduren como una costumbre, que los mismos vecinos consideran, que les ha dado identidad.

Es así como cada 30 de junio, en este pueblo todo es fiesta que se adorna con una sinfonía de colores que forman los cientos de atuendos que usan los participantes para representar la Batalla de Lepanto.

Mientras que unos andan a pie y otros a caballo, el sonar de los cuetes que anuncias las festividades; mientras la Romería recorre las principales calles, las que se llenan de luz cuando prenden la tradicional pólvora y que culmina con un baile en el jardín principal, donde hasta los más tímidos sacan sus mejores pasos.

En la Morisma participan al menos seis caballerías conformadas por 30 jinetes, que llegan de lugares como Hacienda Nueva, Las Pilas, Francisco I. Madero, Pozo de Gamboa, de la cabecera municipal de Morelos y de Zacatecas.

Todos ellos escenifican este acontecimiento en el campo donde actualmente se está construyendo un templo exclusivo para Las Morismas y que será el lugar que alojará a la imagen del Sagrado Corazón de Jesús. Asimismo se realizan misas y danzas en una fiesta que integra a todos.

La caballería anfitriona es el Cuarto Batallón Cristiano y es liderada por Alejandro García, de 24 años, quien a pesar de su edad sabe de la importancia de preservar esta tradición de la que se siente orgulloso y es por ello que dedica parte de su tiempo en la organización de estas festividades.

Es así como chicos y grandes, hombres y mujeres, y familias enteras, donde están las nuevas generaciones, se unen en una sola voz para seguir realizando esta bonita costumbre que es movida por la fe y la veneración al Sagrado Corazón de Jesús.