×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Aunque tienen permisos, causan molestia

Norma De Luna
~
15 de Julio del 2019 04:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Varios de ellos tiene doble empleo.
María Gamboa / Varios de ellos tiene doble empleo.
Los vendedores aseguran que pagan una cuota por el espacio.
María Gamboa / Los vendedores aseguran que pagan una cuota por el espacio.
Cada comerciante se hace responsable de la basura que genera.
María Gamboa / Cada comerciante se hace responsable de la basura que genera.
Los usuarios del parque se quejan del comercio.
María Gamboa / Los usuarios del parque se quejan del comercio.

ZACATECAS.- Gorditas, tacos, tortas y tostadas, son algo de lo que se puede encontrar desde hace años en los cajones del estacionamiento del parque Arroyo de La Plata, despojando el espacio para los usuarios del lugar.

 

La venta aquí comenzó hace años 

Desde hace años empezó un comerciante a vender jugos naturales por las mañanas, para quienes iban a ejercitarse al aire libre, después se le unieron más vendedores y a la fecha es un espacio que parece no será desalojado.

Algunos usuarios del parque y vecinos del lugar comentaron a Imagen que es molesto hasta cierto punto, pues ante la necesidad de estacionar el auto deben dejarlo más lejos, buscar en otras calles o simplemente estorbar a otras personas, cuando es un espacio público.

“Además de los puestos que se colocan en toda el área, sus carros y camionetas también ocupan otro espacio, dejándonos prácticamente nada para nuestros carros, tienes que andar buscando por todos lados cualquier espacio”, comentó Julia Luján, deportista que acude desde sus 13 años a correr al parque, quien aseguró que cada vez son más los vendedores semiambulantes. 

 

Tienen permiso de las autoridades 

Sin embargo, este espacio del Parque Arroyo de La Plata no se utiliza de manera “ilegal” ya que los vendedores tienen el permiso para la venta desde hace algunas administraciones pasadas y pagan por el espacio que ocupan.

Por lo que es común ver este espacio saturado diariamente, no solo de comerciantes sino también de  quienes día con día acuden  aquí para consumir los productos que ahí se ofertan.

Cada comerciante paga una cuota por permanecer en cada uno de estos cajones, por lo que son las autoridades del ayuntamiento las encargadas de llevar un control de ello.

 

Falta de empleo

Estos puestos ambulantes de comida se instalan todos los días, principalmente por las mañanas y se retiran después de la 1 o 2 de la tarde y por la noche, otras personas acuden también a ganar algo de dinero.

Esto ocurre diariamente,  por lo que desde hace varios años estos cajones de estacionamiento se han convertido en el espacio ideal para los comerciantes.

Para muchos de ellos es la única forma de vida que tienen y de la cual sacan a delante a sus familias.

Cada vez son más las personas que le apuestan a la venta de comida ya que las oportunidades de trabajo son mínimas y buscan su propia manera de subsistir.

Siendo este su único ingreso o a veces uno complementario, además del trabajo que realizan para alguna empresa del sector privado, lo complementan con la venta de platillos típicos de la región.

“A veces es mejor salir de tu casa y vender algo, que estar a expensas de un jefe o un trabajo mal pagado”, comentó un joven emprendedor.

 

Cada quien se hace responsable de la basura que genera

Aunque en varias ocasiones,  usuarios de este parque se han quejado de esta situación, no sólo  por que ocupan los espacios para estacionarse, sino por el caos vial que provocan hay otras situaciones que les afectan,  como  la basura que se genera en el lugar.

Al estar en este lugar, es compromiso de cada comerciante, hacerse cargo de la basura que se genera en todo momento, cada uno tienen la responsabilidad de recoger y dejar limpio este espacio.

De no ser así se debe realizar la denuncia correspondiente por parte de los mismo usuarios quienes realizan actividades al aire  libre por las mañanas o en las tardes.