×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Investigan al bar Miura tras batalla campal

Marcela Espino
~
17 de Julio del 2019 04:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Juan Manuel Loera López, secretario de Gobierno.
Marcela Espino / Juan Manuel Loera López, secretario de Gobierno.

FRESNILLO.- Vecinos de la calle Olivo y sus alrededores se quejaron por la presencia del bar Miura y del comportamiento de quienes asisten a él.

El lugar fue el escenario de una riña campal durante el fin de semana, lo que agudizó el deseo de se regularice su funcionamiento.

El secretario de Gobierno, Juan Manuel Loera López, expresó que existe un proceso de investigación en el sitio derivado de la pelea que se vivió el fin de semana.

Relató que los habitantes de las calles cercanas ya habían entregado una queja a las autoridades por la presencia de borrachos en la vía pública, la obstrucción de las cocheras y la música a alto volumen a lo largo de la noche.

Sin embargo, la gota que derramó el vaso fue la pelea que se vivió en días pasados y que presuntamente, comenzó en el interior del bar.

El funcionario municipal admitió que se recibió la administración con irregularidades en la operación de estos establecimientos, pues la mayoría tiene licencia de restaurante bar, pero solo se utilizan como lo último.

El Departamento de Alcoholes tiene registrados 44 establecimientos con venta de alcohol de alta graduación identificados como restaurantes y 140 de diversos giros, pero en los cuales también se expenden bebidas con gran contenido de alcohol, como son licorerías y centros comerciales.

Loera López dijo que algunos otros no son operados por los propietarios de las licencias y unos más tienen un domicilio diferente al del permiso.

Por este motivo, se trabaja en la regularización de estos documentos para evitar que se herede esta condición.

Expresó que por la riña, el bar permanece en investigación sobre si existe alguna culpabilidad u omisión de parte de los empleados o bien, fue algún problema de los consumidores y se deslindaría al establecimiento.

El lugar debe funcionar bajo un horario estricto de 8 de la noche a 2 de la mañana, con 30 minutos de tolerancia para desalojarlo.