×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Un arranque de celos le costó la vida a Mario; su cuerpo fue descuartizado

Redacción
~
21 de Julio del 2019 19:06 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Los tres implicados en el asesinato de Mario.
Cortesía / Los tres implicados en el asesinato de Mario.

TAMAULIPAS.- El cuerpo descuartizado de Mario Eduardo Olivo Acuña fue encontrado en un predio cerca de un hospital. Detrás de este horrendo homicidio hay tres personas detenidas: la exnovia del joven (Karen), su novio actual (Gilberto) y un amigo de su nueva pareja.

 

Desaparición y búsqueda de Mario

El 5 de junio pasado, una fuerte campaña de búsqueda para encontrar a Mario seguía al pie de lucha para encontrarlo con vida. El joven era un estudiante universitario y su desaparición parecía no tener explicación.

Fue hasta hace unos días cuando autoridades pudieron encontrar restos del cuerpo. Algunas partes había sido enterrado en un predio cercano a un hospital. Se presume que el resto fue arrojado a cuerpos de agua.

 

Lo mataron por celos

De acuerdo con las primeras versiones del caso, Mario fue asesinado por celos. La expareja del joven le tendió la trampa para que lo secuestraran y mataran.

Karen, obligada por Gilberto, quedó de verse con el joven en el mercado de Ciudad Madero el 1 de junio. Mario llegó a la trampa, donde fue secuestrado y golpeado con un madero.

Mario murió en una casa en la que, presuntamente, no vive ninguno de los implicados. Cuando la joven vio lo que había pasado, huyó del lugar, pero su nuevo novio tenía que deshacerse del cadáver antes de irse, así que llamó a un amigo y entre los dos lo descuartizaron.

 

Un asesinato planeado

Según investigaciones recientes del caso, Karen y Gilberto lo tenían todo planeado desde al menos 15 días antes del crimen, así lo demostraría una conversación en WhatsApp de un testigo protegido que se negó a ser el tercer implicado en el caso para ayudarlos a matar y descuartizar al universitario.

 

Podrían pasar 80 años en prisión

Uno de los abogados de la familia Olivo Acuña explicó que el plan de Karen y Gilberto siempre fue asesinar a Mario y la evidencia que han conseguido lo respalda. No se trataba de dinero, la muerte del universitario fue planeada.

En caso de ser encontrados culpables, los implicados en el asesinato podrían pasar 80 años tras las rejas.