×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Las tienditas, especie en peligro de extinción

Franco Valdez
~
10 de Agosto del 2019 04:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Las tienditas no tienen los recursos para competir con las cadenas.
Archivo / Las tienditas no tienen los recursos para competir con las cadenas.

ZACATECAS.- Preocupa a comerciantes de abarrotes la apertura desmedida de tiendas de conveniencia en la zona conurbada Guadalupe - Zacatecas, ya que desde su aparición sus ventas han bajado considerablemente.

Manuel tiene su tienda en Guadalupe, sobre la Calzada Solidaridad, desde que decidió emprender su negocio de abarrotes hace 15 años las ventas habían sido buenas y la clientela ya lo conocía. El primer golpe fue cuando una Farmacia Guadalajara abrió cerca de su negocio, ahí las personas preferían llegar a comprar su mandado.

Sin embargo, la verdadera afectación llegó cuando una tienda de este tipo  se instaló a escasos metros de su negocio de abarrotes, fue entonces que las ventas comenzaron a descender drásticamente.

“Yo tengo 15 años con esta tienda, tengo mis clientes pero antes venían más personas, vecinos de las colonias de alrededor, cuando llegó la farmacia se paraban a comprar el pan, la leche, pero ahora con la tienda de conveniencia prefieren ir a comprar ahí, no sé porque, ahí hasta les dan más caras las cosas” dijo el comerciante.

Aunado a ello, las tarifas de luz de hasta 3 mil pesos debido a los refrigeradores y la renta del local han provocado que Manuel dude en continuar con el negocio que hace 15 años comenzó con tanta dedicación y empeño. 

El comerciante reconoce que solamente tiene permiso de vender cerveza ya que la licencia para vender alcohol “es muy cara y solo se las dan a los allegados del ayuntamiento”, esto ha provocado una desventaja ante el monopolio de este tipo de establecimientos.

Manuel de 54 años sugiere a las autoridades moderar las aperturas de estas principalmente en las colonias populares ya que su instalación provoca que las tienditas de abarrotes cierren y el sustento de una familia desaparezca.

Los dueños de las tradicionales tiendas no pueden competir en precios, promociones, horarios de atención, distribución, logística, pagos de servicios domésticos ante las grandes empresas de distribución de alimentos, pero si en productos frescos y accesibles.