×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Se enfrentan colectivos provida y LGBTTTIQ

Alejandro Wong
~
13 de Agosto del 2019 12:58 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Negar el derecho al matrimonio a los homosexuales es tratarlos como ciudadanos de segunda.
María Gamboa / Negar el derecho al matrimonio a los homosexuales es tratarlos como ciudadanos de segunda.
Negar el derecho al matrimonio a los homosexuales es tratarlos como ciudadanos de segunda.
María Gamboa / Negar el derecho al matrimonio a los homosexuales es tratarlos como ciudadanos de segunda.
Negar el derecho al matrimonio a los homosexuales es tratarlos como ciudadanos de segunda.
María Gamboa / Negar el derecho al matrimonio a los homosexuales es tratarlos como ciudadanos de segunda.
Negar el derecho al matrimonio a los homosexuales es tratarlos como ciudadanos de segunda.
María Gamboa / Negar el derecho al matrimonio a los homosexuales es tratarlos como ciudadanos de segunda.
Negar el derecho al matrimonio a los homosexuales es tratarlos como ciudadanos de segunda.
María Gamboa / Negar el derecho al matrimonio a los homosexuales es tratarlos como ciudadanos de segunda.
Negar el derecho al matrimonio a los homosexuales es tratarlos como ciudadanos de segunda.
María Gamboa / Negar el derecho al matrimonio a los homosexuales es tratarlos como ciudadanos de segunda.
Negar el derecho al matrimonio a los homosexuales es tratarlos como ciudadanos de segunda.
María Gamboa / Negar el derecho al matrimonio a los homosexuales es tratarlos como ciudadanos de segunda.

ZACATECAS.- Los colectivos provida y la comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Transgénero, Transexual, Travesti, Intersexual y Queer (LGBTTTIQ) se enfrentaron en el Congreso local de Zacatecas, durante la presentación del dictamen para la aprobación del matrimonio igualitario,

Rezan en la Legislatura

Los colectivos provida rezaron minutos antes de que comenzara la sesión por la conservación del matrimonio tradicional y la no legalización del aborto, quienes sostenían pancartas con consignas como:

“La ideología de género no es un progreso, es un retroceso” y “Abortar no te permite elegir si deseas ser madre, sólo te convierte en la madre de un niño muerto”.  

Después de que fue aprobado el dictamen para la votación a la modificación del código familiar, se desató una confrontación entre ambos grupos. 

Los colectivos evangélicos gritaban al unísono “Familia natural, familia natural”, mientras que la comunidad LGBTTRIQ se manifestaron con la consigna “Derechos iguales a los homosexuales”. 

Posteriormente cada grupo fijó su postura sobre la votación de los diputados locales, Cruz Cárdenas, integrante del colectivo lésbico gay, mencionó que esperan que la votación se lleve a cabo conforme lo señala la constitución y que lo hagan de acuerdo a la sentencia de la Suprema Corte. 

“El matrimonio igualitario en todo el país es una realidad, es legal y no tiene que ver con opiniones personales o religiosas, sino estrictamente políticas”, sostuvo Cárdenas.

Las acciones seguirán

En caso de que no se apruebe, dijo que lo respetarán, pero acudirán a la Suprema Corte para promover una acción de “de inconstitucionalidad” y que se resuelva por la vía jurídica “no hay marcha atrás, el matrimonio igualitario se trata de darles derecho a todas y a todos por igual”.

La no aprobación del matrimonio igualitario es un acto de violencia  de estado institucional, al ser  generada por el poder legislativo y el ejecutivo, dijo.

Por su parte Antonio Rocha, representante de la Asociación Celebrando la Vida hizo un llamado para que la unión entre personas del mismo sexo no se llame matrimonio, pues considera que esta palabra tiene un trasfondo relacionado a la unión entre hombre y mujer, que representa la procreación de la especie.