×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Comunidad LGBT+ espera resolución de la SCJN

Norma De Luna
~
16 de Agosto del 2019 04:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




La CDHEZ buscará que se garantice el cumplimiento de los derechos.
María Gamboa / La CDHEZ buscará que se garantice el cumplimiento de los derechos.

ZACATECAS.- Sin importar creencias y religiones, será la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN ) quien diga la última palabra respecto a la aprobación del matrimonio igualitario, aunque la 63 Legislatura del Estado de Zacatecas votó en contra, la comunidad LGBTTTIQ+ buscará el cumplimiento de sus derechos ante la SCJN. 

María de la Luz Domínguez, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Zacatecas (CDHEZ), anunció que seguirán apoyando el respeto al cumplimiento de los derechos de todas las personas.

“Los diputados que votaron en afirmativo y las asociaciones civiles de la comunidad, tendrá que llevarse a la suprema corte y será quién determine de manera  específica la cuestión relativa a el estatus jurídico de la legislación”, explicó Domínguez.

Cabe recordar que la SCJN dio a conocer que todas aquellas legislaciones en el país que solo reconocen como matrimonio la unión entre un hombre y una mujer con fines de procreación es algo inconstitucional.

Dicha determinación debe ser acatada por todos los legisladores “así lo mandata la ley, hay que esperar de manera específica las impugnaciones ante la corte y que sea la corte quien señale de manea específica y concreta cual será el paso a seguir”, dijo la presidenta.

Reconoció que el proceso no será de manera inmediata, ya que la Suprema Corte de Justicia tiene muchos temas por tratar; sin embargo, no se dejaría de lado.

Además, aseguró que a cualquier persona, grupo o asociación civil que desee acudir a la comisión será recibido y escuchado, sin importar que la CDHEZ, este a favor de los matrimonios igualitarios.

"Escucharemos todas las cuestiones”. 

Así mismo, exhortó a todos los grupos sociales y religiosos a  poner en práctica la tolerancia y el respeto a la dignidad de las personas, sin importar su  expresión o religión para evitar conductas de racismo o intolerancia.