×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Invierten $121 millones en conducir agua de 5 presas

Redacción
~
25 de Enero del 2015 19:27 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Cortesía /
A la fecha ya se ha tecnificado la conducción de 20 millones de metros cúbicos de agua de las presas El Chique, Moraleños, Tayahua, La Villita y El Ranchito, con una inversión de 121 millones de pesos, informó en un comunicado el gobernador Miguel Alonso Reyes.

Precisó que en la presa La Villita, en el municipio de Tepechitlán, se invirtieron 50 millones de pesos de procedencia estatal y federal, además de 10 millones aportados por los beneficiarios, mientras que en El Ranchito, ubicada en Juchipila, se invirtieron 16 millones de pesos.

El mandatario estatal explicó que gracias al Proyecto de Rehabilitación, Tecnificación y Modernización de la Zonas de Riegos, se irrigan 1 mil 158 hectáreas de siembra en 346 parcelas.

Detalló que a la fecha ya se tecnificó la conducción de 10 millones de metros cúbicos de agua en Jalpa y Huanusco, con los que se apoya el riego de 800 hectáreas sembradas con frutales, forrajes y hortalizas.

El proyecto consistió en el entubamiento de la línea de conducción del agua que se extrae de la presa Moraleños, con tubería de 30 pulgadas de PVC, hasta las 240 parcelas que forman parte de la unidad de riego.

En la obra se invirtieron 41 millones de pesos, con aportaciones de los gobiernos federal y estatal, así como de los usuarios.

Con este proyecto se garantiza el riego de la superficie dominada y los productores podrán regar con sistemas tecnificados, goteo y aspersión, sin necesidad de costos de energía.

Asimismo, se incrementan los volúmenes disponibles de agua para uso consuntivo de 5.5 millones a 9 millones de metros cúbicos y se puede incrementar la superficie sembrada con dobles cultivos.

Beneficios para el campo
Alonso Reyes también informó sobre los beneficios de la modernización del riego que abastece a Tabasco y Villanueva, donde ya se tecnificó la conducción de 10 millones de metros cúbicos de agua, con los que se irrigan anualmente 358 hectáreas sembradas con forrajes y granos en ambos municipios.

El proyecto, que tuvo una inversión de 9 millones de pesos con aportaciones federal, estatal y de usuarios, consistió en el entubamiento de las líneas secundarias de conducción del agua que se extrae de la presa Tayahua hasta las 106 parcelas que forman parte de esta unidad de riego.

Con este proyecto también se incrementan los volúmenes disponibles de agua de 4.5 millones a 8 millones de metros cúbicos, donde también se puede incrementar la superficie sembrada mediante dobles cultivos.

Alonso Reyes detalló que, derivado del compromiso presidencial para la modernización de 5 mil pozos en Zacatecas, en los municipios de Villanueva, Tabasco, Huanusco, Jalpa, Apozol y Juchipila ya se equiparon 47 pozos y norias, con una inversión de 21.8 millones de pesos y beneficio para 1 mil 200 hectáreas.

Plan de contingencias
En otro tema, el gobernador Miguel Alonso autorizó el Plan de Contingencias para la Temporada de Incendios Forestales 2015, presentado por el director estatal de Protección Civil, Felipe Muñoz Ruvalcaba.

Dicho plan, se informó en un comunicado, busca proteger a la población zacatecana de fenómenos perturbadores de origen químico y antropogénicos que puedan derivar en incendios.

Por ello, el mandatario estatal instruyó hacer uso de los elementos humanos y materiales a fin de establecer estrategias que protejan el patrimonio, el medio ambiente y la integridad física de las personas, principalmente de los grupos vulnerables.

Para lograrlo, el trabajo se realizará de manera interinstitucional, con la participación de corporaciones de los tres niveles de gobierno.

Este plan se basa en los programas específicos del Sistema Nacional de Protección Civil para disminuir los siniestros provocados por incendios, que incrementan en la temporada de estiaje; es decir, de los meses de enero a mayo.

Zonas vulnerables
El mandatario estatal destacó la importancia de implementar el Plan de Contingencias debido a que una cuarta parte del territorio estatal se considera zona vulnerable, con una mayor incidencia en siniestros ocasionados por agentes de origen químico.

La zona de riesgo incluye los municipios de Apulco, Apozol, Atolinga, Benito Juárez, García de la Cadena, Genaro Codina, Guadalupe, Huanusco, Jalpa, Jerez, Jiménez del Teul, Juchipila, Mazapil y Mezquital del Oro.

Asimismo, las zonas forestales afectadas se ubican en Momax, Monte Escobedo, Nochistlán, Sombrerete, Tepechitlán, Tepetongo, Teúl de González Ortega, Tlaltenango, Valparaíso, Villanueva y Zacatecas.