×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Regalan a Azul Okelany una gran celebración

Raúl Silva
~
26 de Enero del 2015 21:27 hrs
×


Compartir



Liga Corta




La tierna Azul, con su mami, Yetzy Díaz.
Miguel Correa / La tierna Azul, con su mami, Yetzy Díaz.
Las hermanitas Anayoli y Araiza Cervillo, con Abril Serva.
Miguel Correa / Las hermanitas Anayoli y Araiza Cervillo, con Abril Serva.
Lunven, Soledad y Silvia, muy a gusto.
Miguel Correa / Lunven, Soledad y Silvia, muy a gusto.
Cada pequeño puso todo su empeño en romper la piñata.
Miguel Correa / Cada pequeño puso todo su empeño en romper la piñata.
Soledad Inguanzo, María Benita Inguanzo y María Cristina Inguanzo.
Miguel Correa / Soledad Inguanzo, María Benita Inguanzo y María Cristina Inguanzo.
La festejada fue la primera en darla a la piñata, oportunidad que no desaprovechó.
Miguel Correa / La festejada fue la primera en darla a la piñata, oportunidad que no desaprovechó.
Ana Corrales, Analfa Dávila, Emilio Nava y Rocío Cardona.
Miguel Correa / Ana Corrales, Analfa Dávila, Emilio Nava y Rocío Cardona.
Eleazar Díaz León, Osvaldo Cerrillo, Álex Muro (papá de Azul), Itzcoatl Díaz.
Miguel Correa / Eleazar Díaz León, Osvaldo Cerrillo, Álex Muro (papá de Azul), Itzcoatl Díaz.
No faltaron las sonrisas.
Miguel Correa / No faltaron las sonrisas.
Alejandra González y Olga Cabrera.
Miguel Correa / Alejandra González y Olga Cabrera.
Graciela, Delia, Zaidareth y Yoltyc.
Miguel Correa / Graciela, Delia, Zaidareth y Yoltyc.
La pequeña Azul Okelany tuvo una gran celebración por sus 3 años de vida.

La fiesta, organizada por sus papás, Alex Muro y Yetzy Díaz, fue inspirada en la gatita consentida, Hello Kitty.

Alrededor de 100 invitados se reunieron en el salón Castillo del Hotel Don Miguel para disfrutar de una convivencia muy agradable.

Para la diversión de los invitados más pequeños se instaló un inflable, mientras llegaba la hora de iniciar la celebración en forma.

La festejada fue la primera en darle a la piñata, que era en forma de Kitty, luego continuaron sus amigos y familiares.

Posteriormente se sirvieron hot dogs como tentempié para disfrutar un rato agradable entre los invitados.

La partida del pastel fue un momento muy esperado por los niños, ya que el postre siempre los atrae.

Dentro del salón se instaló una mesa de ricas gelatinas de leche y sabores, cup cakes irresistibles y otras golosinas.

A su costado estaba una mesa para colocar los regalos de los invitados, de manera que poco a poco se fue llenando.

Fue una tarde muy especial para los ahí congregados, de mucha alegría.

La decoración del salón tenía esa magia de transportar a los cuentos de príncipes y princesas.

Se complementó con mesas y sillas con manteles blancos y color rosa.