×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

El tesoro de los mercados

Redacción
~
31 de Enero del 2015 22:10 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Nunca falta el puesto donde pueda encontrar hasta la fruta más exótica.
Mariana Hernández / Nunca falta el puesto donde pueda encontrar hasta la fruta más exótica.
Entre tanta faena, los comerciantes también se dan su tiempo para refrescarse.
Mariana Hernández / Entre tanta faena, los comerciantes también se dan su tiempo para refrescarse.
Los cargadores, siempre dispuestos para llevar las rejas de mercancía hasta su lugar de venta.
Mariana Hernández / Los cargadores, siempre dispuestos para llevar las rejas de mercancía hasta su lugar de venta.
En esta actividad comercial, la edad no es impedimento para seguir ofreciendo lo mejor de los productos de la tierra.
Mariana Hernández / En esta actividad comercial, la edad no es impedimento para seguir ofreciendo lo mejor de los productos de la tierra.
También se ofertan flores para toda ocasión y desde temprana hora.
Mariana Hernández / También se ofertan flores para toda ocasión y desde temprana hora.
Los trabajos de herrería, como los que se exhiben en el Mercado Arroyo de la Plata, también distinguen a Zacatecas.
Mariana Hernández / Los trabajos de herrería, como los que se exhiben en el Mercado Arroyo de la Plata, también distinguen a Zacatecas.
Los puestos de comida son uno de los rasgos distintivos de todo mercado.
Mariana Hernández / Los puestos de comida son uno de los rasgos distintivos de todo mercado.
Para atraer clientela, los comerciantes ofrecen la tentación en una rebanada.
Mariana Hernández / Para atraer clientela, los comerciantes ofrecen la tentación en una rebanada.
Los tianguistas ya son parte de estos escenarios cargados de aromas y colores.
Mariana Hernández / Los tianguistas ya son parte de estos escenarios cargados de aromas y colores.
También en estos sitios uno puede encontrarse con rituales para la abundancia, el amor, la felicidad u otras suertes.
Mariana Hernández / También en estos sitios uno puede encontrarse con rituales para la abundancia, el amor, la felicidad u otras suertes.
Dicen que el mejor lugar para conocer la cultura de un pueblo son los mercados, donde uno puede encontrar desde las frutas y hortalizas propias de cada región hasta locales más tradicionales donde se expenden remedios para los corazones rotos dispuestos en grandes ramos de flores; alguna fórmula mágica de los negocios esotéricos o incluso un manjar bañado en chile que enamore hasta a la persona más insípida.