×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Javier Bátiz es la sensación en una tarde noche de blues

Alejandro Castañeda
~
31 de Enero del 2015 23:27 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Sus admiradores no pararon de ovacionarlo.
David Castañeda / Sus admiradores no pararon de ovacionarlo.
El Brujo Bátiz demostró gran habilidad al tocar la guitarra.
David Castañeda / El Brujo Bátiz demostró gran habilidad al tocar la guitarra.
Deleitó a los asistentes por una hora y media.
David Castañeda / Deleitó a los asistentes por una hora y media.
Sus alumnos lo acompañaron en el concierto.
David Castañeda / Sus alumnos lo acompañaron en el concierto.
Agrupaciones zacatecanas comenzaron la jornada musical.
David Castañeda / Agrupaciones zacatecanas comenzaron la jornada musical.
Una tarde noche llena de magia fue la que se vivió en la Plazuela Miguel Auza con la música de las agrupaciones que participaron en la Primera Jornada de Blues en Zacatecas.

Dicho evento tenía como presentación estelar al ícono del rock nacional, El Brujo Javier Bátiz.
Con mucha puntualidad, como fue anunciado por los organizadores, las actividades iniciaron desde las 4 de la tarde.

Moan Blues, agrupación zacatecana, fue la encargada de empezar la noche musical, al deleitar a los presentes con temas de su autoría y algunos grandes éxitos del blues.

Después, tocó turno de los fresnillenses que conforman la agrupación La Estación Blues, quienes fueron unos dignos representantes de su tierra.

La tarde transcurría y el número de espectadores crecía conforme las bandas daban muestra del talento zacatecano.

Posteriormente, llegó el turno para el trío hidrocálido The Fart Blues, quien atrapó al público por su particular manea de interpretar el blues.

El momento estelar estaba por llegar y la plazuela lucía repleta de seguidores de este género que, a pesar del paso del tiempo, ha perdurado y ha unido a variadas generaciones.

Llegó la oportunidad de la joven agrupación Doberman Blues, que desde los primeros acordes y durante 45 minutos fascinó a los asistentes, quienes pedían un poco más de la banda al término de su gran
presentación.

Eran las 8 de la noche y El Brujo Javier Batiz se apoderó del escenario y logró despertar las ovaciones y gritos de los ahí presentes.

El ícono del rock mexicano fue acompañado por sus jóvenes alumnos: Carlos Martínez, en la batería; Fernando García, de 17 años, en la segunda guitarra; Paola Lozano, de 16 años, en los coros y voz; Marcos Salas en el bajo; y su esposa Claudia Madrid, en los coros y batería.

Javier Bátiz embrujó nuevamente a las generaciones que lo siguen desde los años 60 y a los jóvenes les mostró por qué es una leyenda viviente del rock en México.

La noche estuvo llena de sorpresas y Luis Díaz, organizador y músico, fue invitado por El Brujo para interpretar juntos un tema.

Por alrededor de una hora y media, El Brujo deleitó a sus seguidores zacatecanos.

Durante la presentación, Bátiz firmó un balón, que fue arrojado al público y atrapado por una jovencita que se hizo acreedora a una guitarra Fender autografiada por el afamado artista.

Un gran inicio para la jornada de blues, que se pretende se realice año con año con grandes talentos y presentaciones, como la que se tuvo este espectacular día de música.