×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



?Acusan a aficionados del Chelsea de actos racistas
AP 18-02-2015 10:59 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




AP / El incidente ocurrió el martes por la tarde en la estación Richelieu Drouout del metro de París.
PARÍS.- Mientras un coro racista retumba en sus oídos, un hombre de color queda sorprendido tras ser empujado por un grupo de aficionados del Chelsea al intentar abordar un tren.

Vestido con un abrigo largo y con un maletín al hombro, el hombre finalmente no consigue subir. Poco después, una mujer de color baja del tren para alejarse de la turba.

El incidente ocurrió el martes por la tarde en la estación Richelieu Drouout del metro de París, poco antes del partido entre Chelsea y Paris Saint-Germain por la Liga de Campeones. La fiscalía de París abrió el miércoles un expediente por violencia racista en el transporte público.
 
 
En el video, publicado en internet por el diario Guardian, el hombre intenta abordar el tren y es empujado. Luego él empuja y dice en francés, "¿Puedo subir o qué?", antes de ser empujado de nuevo.
 
El vagón está lleno con una mezcla de parisinos y aficionados ingleses que van al partido, aunque hay suficiente espacio para una persona más, lo que queda claro por el hecho de que el hombre alcanza a subir por completo antes de ser empujado la primera vez.

El grupo de aficionados, que en un momento grita "Chelsea, Chelsea, Chelsea", después cantó "somos racistas, somos racistas, y así nos gusta ser". En ese momento, varios oficiales del sistema de transportación pública de París pasan frente al grupo, pero no hacen nada, y la mujer sale del vagón aledaño.

Todavía no se conoce la identidad de los hombres en el video, incluyendo la víctima, dijo la vocera de la fiscalía Agnes Thibault-Lecuivre. La pena máxima por este tipo de delito es de tres años de prisión y una multa de 45 mil euros (51 mil dólares).
 
La Policía Metropolitana de Londres dijo que examinarán el video para ver si pueden aplicar algunas sanciones, y ayudar a las autoridades francesas a "identificar a los involucrados".

Chelsea indicó que también tomará medidas, incluyendo prohibir la entrada al estadio de cualquier aficionado que sea hallado culpable.

La UEFA indicó que no tomará medidas.
"Estamos escandalizados por el incidente", dijo el organismo rector del futbol europeo. "Sin embargo, como ocurrió fuera del estadio, está fuera de la jurisdicción de la UEFA".

El incidente en París ocurrió el mismo día que el extécnico de la selección de Italia, Arrigo Sacchi, comentó que hay "demasiados negros" en las divisiones inferiores de los clubes italianos.
 
El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, condenó esos comentarios al igual que las acciones de los aficionados en París.