×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Rechaza centro de transfusión hasta 50% de la sangre donada

César Orta
~
11 de Marzo del 2015 23:12 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Entre el 30 y 50% de la sangre que llega al Centro Estatal de Transfusión Sanguínea (CETS) es rechazada por mala alimentación, enfermedades o incumplimiento de requisitos por parte de los donadores, informó Sara Reséndiz Gallegos.

La directora del CETS dijo que son varias las causas por las que la sangre resulta no apta para ser donada, pero la más común es que las personas ayunan de más o que días antes comieron productos muy grasos.

También es frecuente que no cumplan con los requisitos necesarios, como portar una identificación vigente.

En ambos casos los donantes pueden volver a aplicar para regalar sangre días después o, en el caso de los que no llevan una identificación, se puede resolver al momento accediendo a su CURP vía internet.

Agregó que en ocasiones la sangre se rechaza porque en los exámenes de laboratorio se detecta una enfermedad que puede ser trasmitida a través de la donación; estas son: sífilis, Chagas, brucelosis, VIH y herpes A y C.

De estas últimas son detectadas hasta 10 casos por mes, lo que representa un bajo porcentaje con relación al número de donadores que acuden al CETS.

En esos casos los exámenes de laboratorio son entregados a los donantes y se les canaliza con las instituciones de salud para que inicien un tratamiento.

“Se le da seguimiento a los casos y se busca procurar la salud del donante, por eso es importante que lleven consigo una identificación”, detalló la directora del centro.

Cada mes el CETS registra una donación efectiva de entre 800 y mil 100 unidades; de estas solo el 2.5% es resultado de una acción voluntaria.

Por ese motivo, se trabaja en fortalecer la cultura de la donación en la entidad mediante pláticas y distribución de información.

Cabe recordar que una persona sana puede donar hasta cuatro veces al año, en el caso de los hombres, y tres en el caso de las mujeres.
rás

En mujeres, no haber tenido más de tres embarazos