×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Cumplen uno de los anhelos de Luz Esperanza
Alejandro Castañeda 11-04-2015 20:11 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Hugo Leandro / Por unos momentos, la joven olvidó su estado de salud.
Hugo Leandro / La quinceañera, con sus papás, San Juana Gutiérrez y Mario Jaramillo, y su hermana Karla Rubí.
Hugo Leandro / Los asistentes aplaudieron el baile sorpresa de la festejada.
Hugo Leandro / Los abuelos de la joven dieron su última muñeca y la coronaron.
Hugo Leandro / La Rondalla de la Preparatoria de la UAZ de Vetagrande amenizó la velada.
Hugo Leandro / Gabriela Rodríguez, Martha Bañuelos, Fabiola Inguanzo, Liz Díaz, Bertina Ponce, Tere Cabral y Gaby Luévano de la Fundación Hay Vida En Mis Sueños.
Hugo Leandro / Calabaza, Yoltic, Aranza, Fabiola, Soledad, Cristina, Rita y María Benita.
Hugo Leandro / Se vio muy entusiasmada.
Hugo Leandro / Siiri Kilpeläinen, Fernanda Soto y Tere Cabral.
Hugo Leandro / La celebrada disfrutó de toda la fiesta.
Hugo Leandro / Familia Gutiérrez García.
La Fundación Hay Vida en mis Sueños cumplió el deseo de Luz Esperanza Rodríguez Gutiérrez, joven que padece cáncer y que añoraba tener su fiesta de 15 años.

El salón Amanda del Hotel Don Miguel fue la sede para el festejo que la asociación, presidida por Bertina Ponce, organizó para la jovencita.

Hay Vida en mis Sueños es una sociedad que desde hace ocho años se dedica a cumplir los anhelos de niños y adolescentes que padecen alguna enfermedad terminal como cáncer, insuficiencia renal o cardiaca, lupus, diabetes, entre otros males.

Esta ocasión tocó el turno de festejar a Luz Esperanza, una joven que ha sido sometida a 27 cirugías y ha pasado la mayor parte de su vida en el hospital.

Desde pequeña había soñado con llegar a esta fecha y por fin se hizo realidad gracias a la asociación que quiso que su anhelo se hiciera realidad.

Con una enorme sonrisa en su rostro, la joven portó un hermoso vestido rosa, mismo que fue obsequiado por el diseñador de modas Paco Flores.

Luz Esperanza se olvidó un poco de las dificultades y disfrutó en compañía de su familia y amigos del momento que ella misma describió como el más especial en su vida.

La joven fue escoltada por una corte de honor conformada por sus amigos Elías, Jaime, Jesús, Antonio, Misael, José y Arturo, con quienes bailó el tradicional El vals de las mariposas.

Los invitados pudieron disfrutar de una deliciosa taquiza zacatecana, la cual fue una donación del voluntariado de Hay Vida en mis Sueños.

Además, hubo bocadillos, gelatinas y un gran pastel especial para la ocasión y la celebración.

Bertina Ponce comentó que siempre es gratificante ver el rostro de los niños y jóvenes cuando cumplen sus sueños y pueden olvidar por un momento la enfermedad que los aqueja.