×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Caballos finos, en el gusto de los ladrones del ganado

Marcela Espino
~
02 de Agosto del 2015 22:27 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Hay ejemplares que valen entre 40 mil y 50 mil pesos.
Cortesía / Hay ejemplares que valen entre 40 mil y 50 mil pesos.
Ganaderos del municipio se encuentran preocupados ante robos de equinos de calidad que dejan pérdidas ya no solo para quienes se dedican a criar bovinos o algunas otras especies.

Uno de los incidentes que dejó más pérdidas fue cerca de un mes atrás cuando una familia de San Isidro de Cabrales fue despojada de seis caballos.

Jorge Luis Guzmán, presidente de la Asociación Ganadera Local, expresó que a pesar de los comentarios de autoridades estatales acerca de la disminución en el problema del abigeato, el conflicto no cesa.

Explicó que ahora se ven afectados criaderos de caballos de varias razas caras y en los que los ladrones han entrado a los espacios más cercanos a los hogares para llevárselos.

El representante de los ganaderos solicitó a las autoridades que incrementen las medidas de vigilancia ante el problema además de que recurran a la revisión de las guías de paso, aunque haya propietarios que se molesten al tratar de movilizar a los animales.

“Es por el bien de uno mismo, no sabemos cuando podamos ser nosotros los afectados”, refirió.

Dijo que los animales hurtados son ejemplares que alcanzan entre 40 y 50 mil pesos en el mercado y por ello se han cotizado.

Otros hurtos se han presentado en Estación San José, San José de Lourdes, Buenavista de Trujillo, Trujillo, Chichimequillas, Ábrego y otras aledañas a la carretera que conduce a Jerez.

Guzmán admitió que en ocasiones cuando los elementos de la Policía Estatal Preventiva encabezan recorridos de vigilancia se disminuyen los robos, “pero una vez que se van vuelven los ladrones, hasta parece que los están cuidando”.

Para acceder a los caballos, los presuntos responsables acceden a corrales, cortan alambrados y candados para perpetrar los robos.

Otra de las inconformidades de los ganaderos es que hay quienes tramitaron desde hace dos años sus denuncias por abigeato y no se tienen soluciones.

El presidente de la AGL consideró que esto llevó a decenas de ganaderos a no interponer sus denuncias porque les resulta más caro al tener que presentarse varias veces con testigos y pruebas ante las autoridades, “a uno lo hacen ser como investigador y ellos desde su escritorio quieren hacer las cosas”, puntualizó.