×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Ni las groserías, ni las súplicas doblan a los agentes de Tránsito

Redacción
~
25 de Octubre del 2015 22:16 hrs
×


Compartir



Liga Corta




El filtro se instaló desde las 10 de la noche.
Imagen / El filtro se instaló desde las 10 de la noche.
A pesar del intenso frío que se registró la noche de este sábado, varios jóvenes salieron a festejar y fueron sorprendidos en el Operativo Alcoholímetro.

Los ebrios conductores dieron todo tipo de excusas para que sus vehículos no fueran detenidos.

El filtro se instaló en la Prolongación Sonora y Hombres Ilustres, donde descubrieron a 12 personas que conducían desde con aliento alcohólico hasta en completo estado de ebriedad.

Como en concurso de televisión, el primero de la noche hasta quería posar para la foto ya que según Martín Meza, de 41 años, se quejó de que “la prensa nada más quiere mi foto, pero quién va a ver por mi carro”.

Después de negarse a que la unidad fuera asegurada insultó a los tránsitos y luego a los grulleros, a quienes los tildó de “muertos de hambre” y hasta los amenazó.

Al ver que sus ofensas no rendían el fruto esperado, las acompañantes bajaron del automóvil haciendo mucho ruido con sus tacones.

Luego, Arturo, trabajador de Hamburguesas Chuy, les imploró que no le quitaran su unidad, pues venía de una fiesta acompañado por su hermano, esposa y tres hijos.

Luego de ver que los oficiales de Tránsito no le soltaban su camioneta y de estar rogándoles, implorándoles y suplicar al punto de querer abrazarlos, como transformación del bien al mal, les dijo hasta de lo que se iban a morir hasta los hijos, se fueron gritando una sarta de improperios a los uniformados; el operativo finalizó a la medianoche.