×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Perspectivas

Los tijeretazos de Hacienda

Luis Enrique Mercado
~
01 de Noviembre del 2015 20:52 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Al día siguiente de que el secretario Luis Videgaray anunció que el país trabajaría un presupuesto base cero para 2016, los burócratas de la Secretaría de Hacienda se dieron cuenta que eso era imposible y decidieron sacar las tijeras de podar y empezar a dar tijeretazos.

Los dieron como para fingir que estaban haciendo presupuesto cero: cortaron de tajo programas que todo mundo sabía que solo eran tiradero de dinero; fusionaron algunos otros que hacían lo mismo pero con diferente nombre y en total redujeron un tercio de los más de mil programas que contempla el presupuesto hasta este 2015.

Hubo ganadores y perdedores. Por ejemplo, ganaron los programas de becas de posgrado; la joya de la corona, Prospera; subsidios a la vivienda y algunas partes de la prevención del delito.

Los perdedores fueron, por ejemplo, escuelas de tiempo completo, infraestructura carretera, fondos de emprendedores, el Subsemun, que es el subsidio para seguridad en municipios.

Pero las tijeras hacendarias también tienen olfato político y no compran broncas gratis.

Por eso, los 221 mil millones de pesos de recorte los concentraron en 15 secretarías, es decir, gobierno federal, pero aumentaron los recursos a los Estados.

Y fueron incluso más allá. Los recursos para los estados donde hay elecciones en 2016 aumentaron ligeramente más que el resto de las entidades donde no habrá procesos electorales.

Los estados recibirán el año que entra 5% más recursos que en 2015, algo así como 1.3 billones contra 1.2 que recibirán este año y que representan el 27% del presupuesto total.

Y aunque en algunos rubros tiene disminuciones, por ejemplo en el ramo 23 que son recursos para el fondo de desastres y para infraestructura, en educación y salud tienen un aumento de algo así como 1.2 por ciento.

Sin embargo, los 13 estados donde habrá elecciones tendrán un aumento de 2.6% promedio en recursos para salud y educación.

Pero los burócratas de Hacienda no sólo entendieron que no podrían hacer presupuesto cero y que tendrían que cuidar los aspectos políticos del gasto; también se dieron cuenta que los tres años anteriores se habían equivocado.

Tanto en 2013, como en 2014 y en este ejercicio, el criterio fue que habría que estimular la economía con más gasto, con más deuda y con más déficit.

Lo que consiguieron fue el trienio con menor crecimiento en décadas.

Por eso plantearon para 2015 el presupuesto más austero en lo que va del sexenio.

Como los ingresos se reducen por la caída en la producción y en el precio del petróleo y había focos amarillos por el crecimiento de la deuda y del déficit, decidieron dar marcha atrás: menos gasto, menos deuda, menos déficit.

Con ello lograron que para 2016 México sea uno de los países con mejores pronósticos de crecimiento, alrededor del 2.5% frente a la recesión de Argentina y Brasil, el frenón de la Unión Europea y los titubeos que aún muestra la economía de Estados Unidos.

Es decir, se tardaron tres años en entender que la economía no funciona mejor con más gasto, con más deuda y con más déficit.

No hicieron presupuesto cero, pero a fin de cuentas, hicieron el presupuesto más austero en lo que va de esta administración y con eso conseguirán mejores resultados.

Hasta el próximo lunes con nuevas… Perspectivas