×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Juan Alonso vive una aventura del viejo oeste

Andrés Rivas
~
08 de Noviembre del 2015 22:22 hrs
×


Compartir



Liga Corta




El valiente Juan Alonso disfrutó al máximo su fiesta.
Andrés Rivas / El valiente Juan Alonso disfrutó al máximo su fiesta.
Estuvieron muy contentos por la felicidad del pequeño vaquero.
Andrés Rivas / Estuvieron muy contentos por la felicidad del pequeño vaquero.
Sus familiares lo apapacharon.
Andrés Rivas / Sus familiares lo apapacharon.
Compartieron una velada especial.
Andrés Rivas / Compartieron una velada especial.
Juntos disfrutaron de la celebración.
Andrés Rivas / Juntos disfrutaron de la celebración.
Fue una noche llena de lindas emociones.
Andrés Rivas / Fue una noche llena de lindas emociones.
Regio y elegante lució Juan Alonso.
Andrés Rivas / Regio y elegante lució Juan Alonso.
Los invitados complacieron al festejado.
Andrés Rivas / Los invitados complacieron al festejado.
En compañía de sus papás y padrinos.
Andrés Rivas / En compañía de sus papás y padrinos.
Mostró su destreza para montar.
Andrés Rivas / Mostró su destreza para montar.
El viejo oeste fue el tema de la celebración.
Andrés Rivas / El viejo oeste fue el tema de la celebración.
La original piñata causó asombro.
Andrés Rivas / La original piñata causó asombro.
Con gran emoción, el pequeño Juan Alonso Rivas Reyes fue presentado en el Templo del Señor de los Rayos para dar gracias a Dios por sus 3 años.

Sus padres, Nereida Patricia Reyes y Juan Francisco Rivas, estuvieron muy emocionados por las bendiciones que recibió su pequeño.

Sus padrinos, Maricruz Rivas Gallegos y Andrés Rivas Gallegos, reafirmaron ante Dios el compromiso de cuidar y guiar por el buen camino a su ahijado.

Después de la celebración religiosa, los invitados se dirigieron al Salón Santa Fe.

La fiesta fue muy divertida para los asistentes, ya que fue decorada al estilo del Viejo Oeste.

Los papás cuidaron del más mínimo detalle para que el festejo fuera inolvidable.

Diego fue caracterizado de un intrépido y valiente comisario, su personaje favorito. El pequeño se encargó de divertir a los invitados con su disfraz, sin mencionar que fue la envidia de sus amiguitos.

Risas y carcajadas, estuvieron presentes a lo largo de la fiesta, ya que el festejado no paraó de correr, posar para las fotos y de disfrutar en su día.