×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Cumple lo que te propongas este año
Excélsior 03-01-2016 19:33 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Archivo / Tener por escrito los objetivos y colocar la lista donde siempre la veamos recordará a diario lo que se desea alcanzar.
Si una vez más tendrás tu lista de propósitos de Año Nuevo con las mejores intenciones para cumplirla, esta vez debes evitar que para la primera mitad de enero ya se te hayan olvidado. 

Así que aquí te pasamos unos buenos consejos para que ahora sí cumplas todo lo que te propongas.

1. Ejercita la fuerza de voluntad

Todos pensamos en la fuerza de voluntad como si fuera un absoluto, o la tienes o no o no la tienes. Pues resulta que no; esta funciona como un músculo: entre más la ejercitemos, más fuerte será.

Para entrenarla, hay que intentar este ejercicio: Apretar una pelota de plástico lo más fuerte que podamos hasta que sea incómodo, después, aguantar todo lo más posible. Hacer esto dos veces al día.

Al igual que con cualquier músculo, si nos excedemos o intentamos tener fuerza de voluntad en situaciones muy estresantes, nuestra determinación colapsará.

2.- Hacer un cambio a la vez

Una vez que entendimos que la fuerza de voluntad no es infinita, es fácil saber por qué hacer demasiados propósitos de año nuevo es una mala idea; hay que pensar también que la mayoría de los propósitos implican muchos cambios en la vida.

Por ejemplo, si el propósito es bajar de peso, probablemente tendremos que cambiar la alimentación, comprar cosas diferentes en el supermercado y hacer ejercicio. 

Si tratamos de hacer todo eso y otras 20 cosas más, lo más probable es que no podamos.

Pensar en todas esas subcategorías nos ayudará a lograr la meta.

3.- Ser específicos

Está muy bien que decidamos que el próximo año haremos ejercicio, pero si somos más específicos en lo que deseamos será mucho más probable que lo logremos. 

Por ejemplo, en lugar de decidir hacer ejercicio, hay que proponer que iremos al gimnasio tres veces esta semana.

Si colocamos metas a corto plazo, cada que logremos una de ellas tendremos más ánimos para continuar.

4.- ¡Arriba el ánimo!

Ver una película que nos guste o hacer cualquier cosa que nos ponga de buen humor, ayudará a la fuerza de voluntad, tenlo por seguro. 

5.- ¡Permitir un margen de error!

Evitemos hacer propósitos que sean un absoluto y mejor asumamos que hay circunstancias en las que -inevitablemente- puedemos fallar.

Por ejemplo, decir que nunca más compraremos postre es muy duro, pero sí podemos proponer que sólo lo haremos al ir a un restaurante.  

6.- Recordar triunfos

Cada vez que estemos desanimados recordemos otras cosas que hemos logrado en el pasado: si esta semana no asistimos a clase de yoga, en lugar de sentirnos mal, pensemos en los objetivos cumplidos. 

Eso nos recordará que sí tenemos fuerza de voluntad y podremos seguir adelante.

7.- Usar los sentidos

Los humanos somos muy susceptibles a las imágenes, así que hay que usarlas para ayudar a motivarnos.

Si queremos bajar de peso hay que  poner en el refrigerador una foto de cuando estábamos delgados o de alguna persona que admiremos; si queremos ahorrar para ir de vacaciones, hay que pegar una foto de la playa en el espejo.
 
8.- Alejarse de las tentaciones

Hay momentos, ya sean por cansancio o por hambre, en los que por más que lo intentemos no vamos a lograr controlarnos.

En esos momentos no hay que intentar nada, sino primero descansar y comer... y después volver a la lucha.

9.- Decretarlo por escrito

No sólo hay que pensar cuál será el propósito de año nuevo, también hay que escribirlo.

Y mejor aún, hay que poner el propósito en algún lugar donde lo veamos con frecuencia. Puede ser en la cocina o la recámara.