×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

La talla y la edad ya no importan para Sports Illustrated

Excélsior
~
10 de Febrero del 2016 11:50 hrs
×


Compartir



Liga Corta




La voluptuosidad de Ashley Graham y Philomena Kwao, con los 56 años de Nicola Griffin, protagonizan la edición de trajes de baño Swim Suits For All. Foto:  SPORTS ILLUSTRATED
Cortesía / La voluptuosidad de Ashley Graham y Philomena Kwao, con los 56 años de Nicola Griffin, protagonizan la edición de trajes de baño Swim Suits For All. Foto: SPORTS ILLUSTRATED
MÉXICO, DF.- La talla y la edad son cosa del pasado y sin la menor importancia para Sports Illustrated, que en su nuevo especial de trajes de baño le apuesta a modelos con curvas y hasta de 56 años de edad.

Las modelos "curvies" que aparecen son Ashley Graham y Philomena Kwao luciendo los bañadores de la marca Swim Suits For All, así como Nicola Griffin, de 56 años, según difundió el tabloide británico Daily Mail.

Los cuerpos esculpidos en gimnasio o de delgadas siluetas impuestos por la revista desde 1964 ahora quedaron atrás, al apostarle a la voluptuosidad y madurez femenina.

En la sesión fotográfica, realizada en las playas de Puerto Rico, todas las modelos posan con bikinis dorados.
 
SIN BÁSCULAS NI TINTES CONTRA LAS CANAS
A sus 28 años, la modelo estadunidense Ashley Graham no es la primera vez que aparece en Sports Illustrated, pues sus curvas han protagonizado numerosas campañas como las de Addition Elle o Forever 21.

"El consejo que doy a las mujeres para que se sientan más atractivas es que se miren en el espejo y se digan estas afirmaciones: Soy hermosa. Soy atrevida. Soy brillante. Soy atractiva. Se lo merecen", advirtió.

Por su parte, la modelo británica Philomena Kwao, de 26 primaveras, además de participar en las campañas de i-D o Essence es una activista por los derechos de las mujeres africanas en la ONG Women For Women International.

Mientras que la británica Nicola Griffin lleva ya tres años posando como modelo y ha convertido su blanca cabellera en su identidad y mejor arma de seducción.

"A los 56 años, me siento mejor que nunca. Tengo confianza. Me siento atractiva. Me siento muy bien, muy fuerte y muy entusiasmada con el futuro".

"Siempre que observo los espectáculos y desfiles de moda, las chicas son tan delgadas, que las telas cuelgan de ellas. ¿Quién compra esas cosas? Pienso que es importante que vayamos en la dirección correcta. He criado a dos niñas, y ellas miran la televisión y las revistas, y se sienten mal. Y eso es horrible", afirmó.