×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Propuesta de amapola legal divide opiniones 

AP
~
17 de Marzo del 2016 21:56 hrs
×


Compartir



Liga Corta




EXPERTOS creen que México tendría muchos problemas si se decidiera lanzar a la industria legal de la amapola, como lo planteó el gobernador de Guerrero.
AP / EXPERTOS creen que México tendría muchos problemas si se decidiera lanzar a la industria legal de la amapola, como lo planteó el gobernador de Guerrero.
CIUDAD DE MÉXICO/ AP.- El gobernador de uno de los estados más afectados por la violencia del narcotráfico hizo un inédito planteamiento para una autoridad en México que ha dividido a especialistas: legalizar el cultivo de amapola con fines médicos.

Héctor Astudillo, gobernador de Guerrero, planteó esta semana la legalización como vía para reducir la violencia en su estado, uno de los más pobres del país, carcomido por el narcotráfico y el principal productor de goma de opio.

La posible legalización del cultivo, del que se extrae heroína y también medicamentos contra el dolor como la morfina, es para algunos expertos una opción a explorar mientras que otros aseguran que se trata de una alternativa sin futuro si lo que se pretende es reducir la violencia vinculada al narcotráfico.

Miembro del Partido Revolucionario Institucional, el mismo del presidente Enrique Peña Nieto, Astudillo dijo que podría ser una opción para romper la dependencia de los campesinos de Guerrero con el crimen organizado, para el que la heroína es un negocio creciente.

Actualmente familias generalmente muy pobres cultivan pequeñas parcelas de una media hectárea y ponen a niños a extraer la goma bajo la atenta mirada del cartel de turno que compra toda la producción al precio que quiere y mantiene el control del territorio.

Los campesinos aceptan porque les supone la única fuente de ingreso de dinero en efectivo, puesto que sus otros cultivos -como maíz- generalmente son para el autoconsumo.

La propuesta del gobernador, como él mismo reconoció después, fue más una reflexión en voz alta que una iniciativa política concreta pero irrumpió con fuerza en el debate público.

Desde finales de 2015, el gobierno de México decidió incentivar el debate sobre su política de drogas a raíz de un recurso de amparo de la Suprema Corte que permitió el cultivo y consumo de marihuana con fines lúdicos a cuatro personas. Sin embargo, nadie había planteado la legalización de la amapola.

Pero para el representante de la oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en México, Antonio Mazzitelli, el planteamiento no tiene “ninguna viabilidad”.

En su opinión, si México decidiera lanzarse a la industria legal de la amapola tendría varios problemas.
Más que la legalización del cultivo de amapola,dijo el experto, la opción para reducir la violencia en Guerrero pasa por apostar por un “desarrollo alternativo a largo plazo”: fundar escuelas, fortalecer la policía, la justicia, y crear infraestructuras y actividades económicas nuevas que permitan a las familias ganarse la vida de forma segura.