×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Urgente, formación de nuevos sacerdotes

Redacción
~
18 de Marzo del 2016 20:39 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Padre Héctor Manuel Rodríguez Carrillo.
Rocío Ramírez / Padre Héctor Manuel Rodríguez Carrillo.
Presbítero Raúl Gaytán Zapata.
Rocío Ramírez / Presbítero Raúl Gaytán Zapata.
JALPA.- La Iglesia Católica en la entidad se prepara para un relevo generacional de sacerdotes y se prevé que en los próximos cinco años al menos 30 seminaristas se ordenen. 

En la diócesis de Zacatecas, la edad promedio de los clérigos es de 51 años, por lo que este proceso es inminente, prioritario y casi urgente.

El obispo, Sigifredo Noriega Barceló, reconoció esta situación ante  las necesidades de la población y los nuevos escenarios de la vida social.

“Tenemos un clero que ya está mayor, tenemos un promedio de 51 años de edad, tenemos 62 sacerdotes mayores  de 70 años y conforme a la Iglesia nos está pidiendo a los 75 años deben retirarse”, expresó.

En las zonas más alejadas del territorio estatal es difícil que haya un sacerdote asignado a cada templo, por lo que algunos tienen que cubrir varias comunidades para atender a las familias. Y no siempre se puede realizar esta tarea pastoral por la edad de los párrocos.

Noriega Barceló expuso que nunca será suficiente el número de sacerdotes porque es más la gente que atender y los nuevos escenarios que se tienen: “nos están pidiendo salir y, muchas veces, el estar en una oficina o estar cargado de trabajo en los templos impide esta labor”.

Aunque el número de párrocos que hay no representa una preocupación, sí es un tema prioritario en la agenda de la diócesis para los próximos años.

Es importante evitar una carencia mayor en un tiempo futuro.

Anualmente,  nueve seminaristas se ordenan sacerdotes y se estima que con ello se logre cubrir el número de aquellos que a los 75 años se retiran de la vida religiosa.

“Ahorita estamos bien, el número que hay es favorable. Sin emabargo, no quisiera que nos durmiéramos en nuestros laureles, porque la población, a pesar de que disminuye numéricamente, crece en cuestión de exigencia y atención”, manifestó.

En cuanto a la vocación sacerdotal, no se lanzan las campanas al aire, pues la realidad es que en algunas regiones del estado no alcanzan a cubrirse las iglesias por la falta de sacerdotes.

En general, resumió el sacerdote, son las regiones hacia el oeste, rumbo a la Sierra Madre Occidental, hacia el norte, que, aunque no son tan pobladas, son  zonas muy alejadas. Es necesario recorrer largas distancias para ir a atender a alguna comunidad en donde hay 10 ó 15 familias, lo que puede llevar días enteros.

Pese a estas dificultades, Noriega Barceló aplaudió la buena disposición de los presbíteros para ir y atender a la gente “donde quiera que esté”, incluso venciendo las malas condiciones de los caminos.

“Lo más complicado es llegar a las zonas que están cerca de la Sierra Madre, pues los caminos se encuentran en muy mal estado”, dijo.

Actualmente, hay 236 sacerdotes en la diócesis que abarca 35 municipios de Zacatecas, cinco de Jalisco y uno de San Luis Potosí.

El sacerdote mencionó que nunca habrá un buen número de presbíteros, pero con la cantidad actual se alcanzan a cubrir las 119 parroquias que se tienen.

“Ya es necesario el relevo generacional y es lo que estamos planeando. Hay gente que ha dado toda su vida, pero es necesario relevarla, pues la edad no les permite cubrir las iglesias necesarias”, apuntó Sigifredo Noriega.

Ante esta situación, comentó que se está trabajando con los jóvenes. 

En el seminario se da un acompañamiento especial a los jóvenes sacerdotes que se han ordenado en los últimos cinco años e ir disponiéndolos para este relevo.

Ardua labor pastoral

En entrevista con el sacerdote de la parroquia del Señor de Jalpa, Héctor Manuel Rodríguez Carrillo, afirmó que el sacerdocio requiere de gran voluntad.

Además de esta parroquia, en Jalpa está también  la de San Antonio de Padua, donde se atiende la mancha urbana, además de la del Santuario a la Virgen de Guadalupe.

Rodríguez Carrillo dijo que si bien es cierto que hoy en día todo cambia a pasos agigantados, también es cierto que se requiere de una combinación entre los jóvenes y los sacerdotes con experiencia para que se desarrollen juntos en un ambiente que permita crear confianza en la feligresía de todas las edades.

No obstante, reconoció que es necesario que más hombres y mujeres se integren a la vida católica entrando a conventos o seminarios. Y descartó que  haya una crisis por falta de sacerdotes aunque se requiere que más gente se integre a la vida sacerdotal.

Explicó que el camino hacia el sacerdocio que deben recorrer los seminaristas es complicado, pues muchas veces en el camino los jóvenes pierden la vocación o descubren que no están hechos para dedicar su vida a la iglesia.

Muestra de esta situación, ejemplificó, es que cuando él inicio sus estudios en el seminario, 65 jóvenes querían ser sacerdotes y solamente cuatro se ordenaron.


Carencias en Huanusco

Para Raúl Gaytán Zapata párroco en San José de la Palma en Huanusco, es un reto atender las comunidades que le corresponden a la cuasi parroquia a la que está asignado. 

El sacerdote estableció un rol de visitas por las cerca de 20 comunidades que se deben atender, algunas lejanas y con accesos complicados.

Gaytán atiende localidades como La Luz, Soyates, La Calera, La Margarita, La Higuera, El Alto del Zapote, El Salitrillo, El Tepehue, El Huaje, Los Sabinos, Los Moraleños, El Caracol, Fátima, San Antonio, San Rafael, el Ojo de Agua de la Purísima, San Miguel y la propia iglesia en San José de la Palma.

Aunque a las comunidades más alejadas va una vez al mes, y a las más cercanas cada ocho días, debe atender en total un promedio de 150 familias.

Con nuevas tecnologías

Desde la región de Tlaltenango, el padre Marco Antonio Márquez Robledo, hace de las redes sociales una fuerte herramienta para llegar a los fieles más allá del municipio al que fue asignado.

Con más de 1 mil 280 seguidores, el sacerdote  usa su cuenta de Facebook para difundir videos con mensajes dominicales y mostrar el trabajo pastoral que realiza.

Arey Regalado y Rocío Ramírez