×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Inquieta a cronistas falta de apoyo en municipios

Erika Flores
~
04 de Abril del 2016 01:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Destacó el caso del cronista venezolano por tener el respaldo del alcalde, una oficina y el apoyo de cronistas comunitarios y escolares.
Archivo / Destacó el caso del cronista venezolano por tener el respaldo del alcalde, una oficina y el apoyo de cronistas comunitarios y escolares.
Uziel Gutiérrez de la Isla sugirió canalizar las inquietudes a la asociación local.
Archivo / Uziel Gutiérrez de la Isla sugirió canalizar las inquietudes a la asociación local.
Óscar González Valenzuela  dijo que deben acercarse al cabildo.Imagen/ Miguel Correa
Archivo / Óscar González Valenzuela dijo que deben acercarse al cabildo.Imagen/ Miguel Correa
El poco apoyo de los ayuntamientos, la falta de ayuda para el rescate de la memoria histórica  y la desconfianza en las asociaciones civiles fueron algunas de las inquietudes que los cronistas abordaron en el Coloquio Internacional, con sede en Zacatecas.

La mesa redonda fue denominada Las asociaciones de cronistas. Situación actual y función. El registro de los cronistas no oficiales ante los retos actuales del resguardo de la memoria histórica.

“Sin pueblo, no tenemos vida”, dijo Raúl Fréytez Quiñónez, vicepresidente de la Red Lationamericana de Cronistas (Relac).

Destacó que en San Felipe, capital de Yaracuy en Venezuela, tiene todo el respaldo del alcalde y su labor de cronista es alimentada por cronistas comunitarios, escolares y “chismosos” de cada barrio.

La finalidad es enterarse de lo que está pasado para dejar memoria y ganarse a la gente para a la vez que valora su labor, participe y enriquezca ese trabajo. 

Su caso es extraordinario, ya que también tiene una oficina y el apoyo de correctores de estilo.


Más ayuda

Héctor Pascual Gómez Soto, cronista de Jalpa, destacó lo importante que sería tener cronistas auxiliares para lograr mejores y más completas investigaciones.

Propuso que se revisaran los estatutos para darle voz a las personas que porque les gusta o por amor al terruño, les gustaría colaborar.

Tocó el caso de Ojocaliente, que es el único que tiene un consejo de cronistas, integrado por miembros del cabildo.

Y mencionó otros municipios como Guadalupe, que tienen cronistas comunitarios.

Asimismo, sugirió que en el caso de las asociaciones, como la de Zacatecas, el presidente dure cierto periodo para evitar vicios.

“El presidente, por buena suerte o buena gestión, ya tiene casi 11 años en el puesto, pero también hay que tener oxigenación”, destacó.


Otros obstáculos

En su intervención, Bernardo del Hoyo Calzada dijo que aún no ha conocido ningún cronista comunitario, aunque ha escuchado que los hay en Guadalupe.

Externó que no tiene el respaldo que se requiere, debido a los problemas que surgieron en la primera elección de cronista, en la que aseguró que Víctor Manuel Ramos, que había sido electo, “cabildeó” para ganar, apoyado en artimañas.

Esta situación tiene varado el proyecto de crear un Consejo de la crónica, ya que aseguró que se ha manejado información falsa en redes sociales que le ha afectado.

A ello se suma el hecho de que el cronista adjunto (Jame Osvaldo Pinales), “elegido por dedazo”, haya nombrado a sus amigos cronistas comunitarios, “pero nunca han hecho ni aportado nada”. 

El análisis

El presidente de la Red Lationamericana de Cronistas (Relac), Uziel Gutiérrez de la Isla, sugirió elaborar un documento con esas inquietudes.

Podrían ser los mismos resultados del coloquio, a fin de hacerlos llegar a la presidencia de la asociación del estado y se analicen en el seno que les corresponde.

Pidió a los participantes centrarse en el tema de la mesa, “qué se puede hacer con la existencia de los cronistas malamente llamados ‘no oficiales’”.

El objetivo, comentó, es generar propuestas para que figuras como el cronista de las Morismas de Bracho o de la Normal, por mencionar ejemplos, puedan establecer trabajos conjuntos con los llamados “oficiales”.

Revisar la ley

El académico Salvador Moreno destacó la necesidad de revisar las leyes existentes para que la figura del cronista sea respaldada, incluso pensando en la posibilidad de que pueda haber uno por grupo o comunidades como las instituciones y los gremios.

Oliverio Sarmiento, de Valparaíso, dijo que era un arma de dos filos la retribución económica de los cronistas o si se estableciera su cargo como el de un funcionario.

Posiblemente ocasionaría que llegaran los familiares o amigos del alcalde o preferidos de algún otro político.
Apoyó la sugerencia de que se evalúen los estatutos y se actualicen, ya que los cronistas auxiliares son pieza clave.

Además, propuso que se hiciera un convenio con la asociación del estado para que esas personas puedan coordinarse con los cronistas oficiales, respetando el mérito de sus investigaciones.

María del Socorro Cardoso, de Pánuco, compartió que se siente con las manos atadas, pues conoce la riqueza histórica de su terruño, pero no tiene los medios ni el apoyo de las autoridades para darla a conocer.
En ocasiones ha optado por la pasividad para evitar represalias.

Lo inmediato

Óscar González Azuela, cronista de Lagos de Moreno, Jalisco –y orgulloso estudiante del quinto semestre de la Licenciatura en Historia en línea de la UAZ-, dijo que el representante del pueblo es el cabildo.
Como tal, el cronista debe buscar el respaldo de ese órgano, y no debe olvidar el academicismo “para no decir barbaridades”.

Uziel Gutiérrez de la Isla agradeció la participación de todos los presentes y aseguró que se buscarán los medios para atender las inquietudes planteadas.

Adelantó que un proyecto inmediato de la Relac será constituir  un organismo en la red, sección Zacatecas, para que se unan todos los interesados en preservar la memoria histórica.