×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Ortiz de Pinedo, indignado por la violencia en el futbol

Excélsior
~
07 de Abril del 2016 11:34 hrs
×


Compartir



Liga Corta




El comediante y su hijo Pedro fueron atacados ayer por seudoaficionados del Cruz Azul, molestos por la victoria de los Rayos del Necaxa, en el Estadio Azul. Foto: Twitter.
Cortesía / El comediante y su hijo Pedro fueron atacados ayer por seudoaficionados del Cruz Azul, molestos por la victoria de los Rayos del Necaxa, en el Estadio Azul. Foto: Twitter.
CIUDAD DE MÉXICO.- Tras ser víctima ayer de la violencia en las afueras del Estadio Azul, en el juego de la semifinal de la Copa MX entre Cruz Azul y Necaxa, el actor Jorge Ortiz de Pinedo compartió su indignación con los vándalos y seudoaficionados que pueden ocasionar que el futbol deje de ser un deporte familiar en nuestro país. 

Para Grupo Imagen Multimedia, a través del programa radiofónico "Imagen Informativa Primera Emisión", con Adela Micha, el también productor afirmó que la clave fue al inicio del juego, en las inmediaciones del inmueble en Insurgentes Sur, había mucha seguridad y al final del encuentro ya no había elementos de la policía, y tanto él como su hijo Pedro fueron golpeados por supuestos aficionados del equipo local.

"Indignado por lo que pasó (ser golpeado) y contento porque ganó el Necaxa, y triste por este tipo de violencia que no para en los estadios mexicanos. Desgraciadamente seguimos leyendo que al final de los partidos, los perdedores salen a golpear a la gente, porras contra , porras, y México es un país donde todavía la familia va al futbol", destacó.

"Me han dicho los vecinos que cada vez que hay un juego ahí siempre pasa lo mismo... Cuando salen de los estadios la gente sale enervada de los juegos, y no sólo nos tocó a mi hijo y a mi, sino a familias que venían detrás de nosotros. Me preguntan a mí: ¿Vas a acusar? ¿A quién acuso? Hasta ahora nadie me ha dicho tengo fotos, videos, ir a la delegación... cuando salimos éramos 27 mil personas", destacó.

Dijo que dentro del estadio los aficionados del Cruz Azul se comportaron muy bien, pero al final del juego unos cuantos agredieron a los seguidores de los Rayos, el equipo vencedor del cotejo.

"Me da mucho gusto que haya 17 mil cámaras en el Distrito Federal, pero lo importante es la reacción a lo que captan estas cámaras", sentenció Ortiz de Pinedo.

Aclaró que él está bien de salud y su hijo Pedro tendrá que usar un collarín por un esguice cervical, tras las agresiones recibidas ayer.