×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

?La Suecia de Ibrahimovic queda en deuda y empata 1-1 con Irlanda

dpa
~
13 de Junio del 2016 16:07 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Ciaran Clark, de Irlanda, marca un autogol en el partido contra Suecia por el Grupo E de la Eurocopa.
AP / Ciaran Clark, de Irlanda, marca un autogol en el partido contra Suecia por el Grupo E de la Eurocopa.
SAINT-DENIS.- La selección sueca de Zlatan Ibrahimovic quedó en deuda hoy al igualar discretamente 1-1 ante una sorprendente Irlanda en la apertura del Grupo E de la Eurocopa de fútbol en el Stade de France de Saint-Denis.
 
Ibrahimovic provocó el gol del empate, a los 71 minutos (en contra del defensa irlandés Ciaran Clark), pero jugó un mal partido. Irlanda marcó, a los 48, a través de Wesley Hoolahan, un hábil veterano volante de 34 años que juega en el modesto Norwich inglés y fue elegido la figura del partido.
 
Irlanda realizó un mejor papel y contó con más ocasiones de riesgo, pero Suecia reaccionó a tiempo para conservar un punto en un grupo muy duro, con Italia y Bélgica que se miden más tarde en Lyon.
 
Por esas oportunidades desperdiciadas se lamentó luego el entrenador irlandés, Martin O'Neill.
 
"Siento mucha decepción por no haber conseguido los tres puntos que son costosos al final", comentó en la conferencia de prensa posterior en el estadio.
 
De todas formas, por la expectativa que había del lado de Suecia, O'Neill destacó a sus dirigidos. "Estoy encantado con la actuación de los jugadores, estuvieron brillantes. Estoy inmensamente orgulloso."
 
En un Stade de France que se pintó de amarillo y verde casi en partes iguales entre los 73 mil 419 espectadores presentes, Ibrahimovic dejó cuentas pendientes y se fue sin marcar.
 
Lo mejor que hizo Irlanda fue anular prácticamente al astro rival.
 
"Un delantero necesita apoyo. Nuestro ataque no fue muy bueno, ellos hicieron un muy buen marcaje y protegieron el área muy bien", comentó el entrenador sueco, Erik Hamren.
 
Con orden y buena ubicación en el campo, Irlanda mantuvo lejos a Suecia de su arquero Randolph durante buena parte del juego, aunque terminó asediado sobre el final.
 
Sin dominar la posesión (54% a 46 para Suecia) y pese a fallar un 32% de sus pases, Irlanda fue quien generó las situaciones de mayor riesgo.
 
Las acciones llegaron por la izquierda con dos remates de Hendrick, uno al travesaño, que mantuvieron atento a Isaksson en la portería sueca, pero el gol llegó por el otro costado.
 
A los 48 minutos, el central O'Shea apareció circunstancialmente como lateral, centró y encontró al zurdo Hoolahan suelto en el segundo palo para cruzar el remate con derecha y eyectar a los "Irish" de sus butacas en el Stade de France.
 
La reacción sueca llegó tarde, ya que en la primera parte no se había visto peligro alguno de los escandinavos. De todos modos, obligó a Irlanda a replegarse, con Whelan posicionado casi como tercer central en una línea de cinco.
 
Esa congestión en el área provocó, de alguna forma, un gol involuntario. A los 71 minutos, tras una jugada colectiva, apareció Ibrahimovic para centrar un balón que Clark no pudo evitar cabecear a puerta propia para el empate.
 
El impulso llevó a Suecia a buscar la victoria, pero abusó de los centros aéreos y no pudo volver a marcar. En los 90 minutos, no registró tiro al arco alguno.
 
Ibrahimovic estuvo mayormente aislado, silenciado por el mediocampista "verde" Whelan y jugando de espaldas. Tras el empate, el delantero estuvo más activo, pero de todas formas lejos del nivel que lo llevó a brillar aquí en París con el PSG.
 
"Pudimos pasar más y nuestra ofensiva mejoró, tuvimos más ocasiones. Hablamos para mejorar los rebotes y segundas pelotas", contó Hamren sobre la recuperación sueca.
 
Luego de tanta atención concentrada en Ibrahimovic por una gran temporada con PSG, club del que se marchó aún sin destino, y de marcar en ocho de sus últimos nueve juegos con Suecia, el capitán aportó muy poco hoy.
 
Tras el juego, se marchó por la zona de prensa sin declarar. Apenas se permitió una humorada por el gol en contra y desapareció, casi como en el campo del Stade de France.
 
Suecia necesitará más de su número "10" en un grupo que también tiene a dos pesos pesados como Italia y Bélgica.