×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Agonizan ladrilleros ante falta de apoyo y advertencias por multas
Redacción 29-06-2014 22:40 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Imagen / De la Unión de Ladrilleros Autopista del Norte, rumbo a Plateros, viven alrededor de 60 familias.
Imagen / Trabajan desde las 5 de la mañana hasta las 5 de la tarde.
Imagen / Las humaredas negras se ven a kilómetros de distancia.
A pesar de las advertencias del Departamento de Ecología, decenas de ladrilleros continúan con la quema de llantas para fabricar sus producciones, ya que de lo contrario “nos vamos a morir de hambre”.

El tesorero de la Unión de Ladrilleros Autopista del Norte, Eusebio Saucedo Ramírez, declaró que la vida de los ladrilleros es insostenible cada vez más a causa de que el precio se mantiene igual, no hay apoyo financiero y ahora con las advertencias de Ecología temen que de buenas a primeras los clausuren.

“No hay ni un solo ladrillero que no queme con llanta, ¿por qué? Porque es incosteable lo que ellos dicen, nos propusieron usar leña. Para producir con leña gastamos 2 mil 500 pesos y con neumáticos son 400 o 500 pesos”, explicó.

De la producción de ladrillo en la unión ubicada rumbo a Plateros, subsisten alrededor de 60 familias y hay quienes han abandonado el trabajo para buscar un mejor empleo.

“Algunos dejan la chamba y se van a las fábricas, pero ahí también los exprimen mucho y no se paga lo que es, acá se gana mejor, por eso van y vienen”, refirió Saucedo Ramírez.

Más preocupaciones
Para los ladrilleros, las multas que podrían tener es la más reciente de sus preocupaciones, pues desde hace años atraviesan por un mal momento que los tiene hundidos en la pobreza.

Desde el cambio de los productores de la zona centro a la periferia, hace 10 años, los ladrilleros están a la espera de que las autoridades municipales cumplan la promesa que les hicieron de proporcionarles todos los recursos necesarios.

“Nos prometieron agua y energía eléctrica, pero ni una cosa ni la otra. En cada administración llegan nuevas personas, nuevos funcionarios con nuevas promesas, aunque la mayoría, de las mismas y nos dicen que nos van a ayudar, hablan de muchos proyectos y al final se van sin ayudarnos, así es siempre y ya van 10 años”, lamentó.

Además de que el precio del ladrillo se mantiene igual y los costos para producción son más grandes cada año, los productores se han topado con problemas a causa de las recientes lluvias, pues si bien no muchos sufren por este problema, algunos han perdido miles de unidades en una sola noche de aguacero.

Para subsistir
Otra de las alternativas que intentaron los ladrilleros por mucho tiempo fue pepenar las botellas de plástico que están cerca del relleno sanitario y que se las lleva el viento para quemarlas.

“Todo ese cerro, que es la parte de atrás del basurero, así como siempre está lleno de botellas nosotros íbamos, recogíamos las botellas cuando no teníamos de otra y no había para llantas, lo que sacábamos era para quemar, porque era eso o nada”, dijo.

Además de dedicarse a la producción de ladrillos, hay productores que también trabajan como albañiles y cuando no tienen trabajo en una parte recurren a la otra.

En la unión, hay un joven de 16 años que dejó la secundaria para trabajar en la ladrillera, ya que proviene de una familia de escasos recursos y trata de ayudarlos lo más posible.

Proyectos sin resultado
El tesorero de la unión de ladrilleros lamentó que hace varios años los miembrios de la mesa directiva viajaron a Monterrey, Nuevo León para buscar soluciones al problema ecológico que tienen.

"Sabemos que contaminamos, pero no tenemos de otra. Hace años fuimos a Monterrey y de ahí trajimos videos, planes y presentamos todo eso al entonces titular del Departamento de Ecología, Pablo Meza García, para buscar una solución con nuestro tema de contaminación", recordó Saucedo Ramírez.

La propuesta que plantearon los ladrilleros era adquirir hornos ecológicos por 250 mil pesos, cada uno.

"Necesitábamos que nos ayudaran con préstamos de Fondo Plata o de alguna instancia bancaria o de gobierno para adquirir hornos ecológicos, pero nadie nos hizo caso", refirió.

La propuesta se quedó en veremos y, aunque los ladrilleros están conscientes del daño que ocasionan, no tienen otra alternativa sustentable, pues "quemar otros materiales significaría no comer".

Aun así, los productores confían en que las autoridades los apoyen.

Ya van dos
La titular del Departamento de Ecología, Karla Cristina Gómez Barrón, dijo que en próximos días harán un segundo apercibimiento a ladrilleros en el parque ubicado rumbo a Jerez, ya que continúan con la quema de neumáticos y la próxima ocasión multarán económicamente.

“Al parecer son personas que no están interesadas en disminuir o terminar con esa acción de quemar con llantas y no tienen la misma disponibilidad que otros ladrilleros que ya iniciaron a cocinar el ladrillo con leña”, recalcó.

El único parque que ha reducido la contaminación, dijo, es el ubicado en la comunidad Estación San José.

El personal de Ecología mantiene los rondines de vigilancia a las ladrilleras en El Mineral, a las que vigila para que se disminuya la quema con llantas cuanto antes o continuarán con los procesos para multar.
Tags