×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



¿Qué equipo cree que será campeón del fútbol mexicano?

Alejandra y Roberto se juran amor eterno ante el altar
Alejandro Castañeda 29-09-2014 22:53 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Miguel Correa / La pareja escuchó con atención los consejos del sacerdote para recibir las bendiciones de Dios.
Miguel Correa / Muy elegantes, Daniela, César, Ale, Jesús, Fernanda y Eduardo.
Miguel Correa / Por nada del mundo la familia Flores se perdería este evento.
Miguel Correa / Los padres del novio.
Miguel Correa / La Virgen de Fátima fue testigo.
Miguel Correa / Dichosa caminó Alejandra del brazo de su padre hasta su ahora esposo, que observaba sus pasos.
Miguel Correa / Con un tierno beso, Ernesto Flores dejó a su hija en el altar.
Miguel Correa / s y sonrisas entre los enamorados fueron el común denominador de la velada.
Su historia de amor llegó a la cima y Roberto Lozano y Alejandra Cabrera decidieron unir sus vidas ante los ojos de Dios, en el altar del Templo de Nuestra Señora de Fátima, después de 10 años de un lindo noviazgo.

Desde temprana hora, sus seres queridos, así como amistades, fueron llegando a las inmediaciones del recinto religioso para formar parte de esta celebración eucarística.

El novio portó un elegante traje sastre y estaba muy emocionado.

La novia llegó con un hermoso vestido aperlado que la hizo lucir espectacular para tan bello momento, además de ser escoltada por su corte de honor, conformada por niños y niñas.

Los jóvenes fueron acompañados por sus padres. María Luisa Robles y Ramiro Lozano llegaron a tiempo para no perder detalle de la boda de su hijo.

Ernesto y Virginia Flores apoyaron a su hija en su decisión y arribaron con ella a la iglesia.

El templo lució repleto y fue decorado con lindas flores blancas. Todos los invitados escucharon el mensaje del sacerdote por la unión de Roberto y Alejandra.

Durante la ceremonia, el padre destacó el paso que habían dado los novios, uno de los sacramentos más importantes de la Iglesia Católica.

Les recalcó que siendo conscientes de esto tenían que actuar en comunión para agradar a Dios y los colme de bendiciones.

El sacerdote hizo el llamado a los padrinos de lazo, Roberto Robles y Beatriz Morazo, y de anillos, Jesús Olmos y Guadalupe Robles, para continuar con la ceremonia.

La misa culminó y los asistentes se volcaron en felicitaciones y buenos deseos para el joven matrimonio.
Luego se dirigieron al Hotel Baruk Teleférico para continuar los festejos con una recepción para 400 personas.
Tags