×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Almas gemelas unen su vidas por siempre
David Vega 20-07-2014 19:20 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Miguel Correa / La pareja honró las sagradas escrituras que se convirtieron en su guía espiritual.
Miguel Correa / Ante Dios, Alma Angélica y Armando se juraron amor eterno.
Miguel Correa / El símbolo de su amor representado en las argollas matrimoniales.
Miguel Correa / Al momento de colocarles el lazo, el sacerdote bendijo su unión.
Miguel Correa / Los Flores Villegas acompañaron a los novios en la ceremonia.
Miguel Correa / La familia Castro Gaona.
Miguel Correa / Los ahora esposos, junto a sus orgullosos padres.
Miguel Correa / Manuela Solís y Alondra Verdín.
Miguel Correa /
La emoción estaba a flor de piel; estaba por iniciar el primer día del resto de sus vidas. Alma Angélica Briseño Velázquez y Armando Dávila Enríquez contrajeron matrimonio.

Con el Templo de Santo Domingo listo para la ceremonia, la novia llegó a bordo de un automóvil clásico.
Dentro del recinto religioso ya la esperaba con ansia el novio, acompañado de sus padres María de la Paz Enríquez y Armando Dávila.

Entonces llegó la hora. El sacerdote recibió a Alma Angélica para dar paso al cortejo nupcial.
Del brazo de su padre Miguel Ángel Briseño, la feliz novia llegó hasta donde se encontraba Armando, a quien le fue encomendada la tarea de cuidarla y respetarla por siempre.

Juana Velázquez, madre de la joven, veía con nostalgia y alegría cómo se cumplía el sueño de toda una vida.

“Estamos aquí reunidos para unir en sagrado matrimonio a estas dos almas gemelas, que se conocieron por azares del destino y ahora están presentes en la casa de Dios para fundirse en un sólo amor”, fueron las palabras iniciales del sacerdote.

“Al amor nada lo vence, puede contra cualquier adversidad, pero ese amor tiene que ser nutrido y alimentado día con día; fortalézcanlo, no lo dejen morir, llénenlo de armonía y fe y verán que nada se les complicará en este matrimonio”, les aconsejó.

Finalizada la emotiva ceremonia, los ahora esposos y sus invitados continuaron con el festejo en la Quinta Santa Mónica.

En este sitio disfrutaron de deliciosos platillos, así como de música para bailar.

Alma Angélica y Armando partieron de luna de miel a las playas de Cancún.
Tags