×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



?Aparece 33.6 toneladas de peces muertos en Jalisco
Excélsior 01-09-2014 08:57 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Cortesía /
GUADALAJARA.- La titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet) de Jalisco, Magdalena Ruiz Mejía, dio a conocer que estableció un mando único para la atención de la contingencia ambiental de la laguna de Cajititlán, donde hasta este domingo se habían extraído 33.6 de toneladas de peces muertos.

Manifestó que este domingo, la Semadet, junto con la Procuraduría Estatal de Protección al Medio Ambiente (Proepa) y la Comisión Estatal del Agua (CEA), dieron a conocer las medidas tomadas hasta este momento.

Indicó que destaca la coordinación que junto con el municipio de Tlajomulco se ha llevado a cabo durante estos eventos que se han convertido en situaciones recurrentes y cada vez con mayor intensidad.
 
Señaló que este fenómeno “no puede ser en ningún momento ni natural ni cíclico, y eso se ha dicho desde el año pasado”.

Dijo que como parte de las medidas dirigidas ante la contingencia ambiental, “hay dos brigadas de esta dependencia, así como más de 30 personas que colaboran con los pescadores para el retiro de peces de forma manual”.

Mencionó que además se dispuso de una ambulancia y presencia del personal de la Secretaría de Salud Jalisco en el lugar.

A su vez, el director de Vigilancia y Control de la Proepa, David Cabrera Hermosillo, subrayó que se mantiene trabajo coordinado con Conagua, PGR y Profepa para que se agilicen los procedimientos instaurados para la revisión de las plantas de tratamiento.
 
Destacó que este domingo se recabaron muestras de agua y peces muertos para que sean analizados por la CEA y corroborar, junto con el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF), que la muerte de los peces se debe a las mismas causas que las ocasiones anteriores.
 
Durante este año han ocurrido cuatro eventos similares en la laguna de Cajititlán, ubicada en el municipio de Tlajomulco, y desde el primer momento se advirtió de parte del IJCF que la muerte de los peces era atribuible a la falta de oxígeno en el agua.
 
Tanto los pescadores como los agricultores de la zona afirman que se debe a la contaminación por las aguas negras que se vierten desde las tres plantas de tratamiento de la zona, así como a los desechos industriales de las 15 empresas asentadas cerca de la ribera.
 
Tags