×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Arresto de militares da un giro en caso Tlatlaya
AP 26-09-2014 20:00 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




MÉXICO, DF.- La muerte de 22 presuntos criminales a manos de militares dio un giro con la detención de un oficial y siete soldados acusados de violaciones a las normas castrenses, en lo que para algunos es un movimiento para intentar controlar los efectos causados por versiones que han puesto en entredicho la versión oficial de que todos fallecieron en un enfrentamiento.

Los ocho militares permanecen detenidos en una prisión castrense de la capital mientras que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) solicitó un reporte sobre los motivos de la detención, dijo el viernes Marat Paredes, visitador del organismo.

“Entendemos que esta detención se da en el ámbito de infracción a deberes de la disciplina militar y hemos solicitado información al respecto”, dijo Paredes, quien desde la CNDH encabeza una investigación propia sobre lo sucedido el 30 de junio en San Pedro Limón, una comunidad de Tlatlaya, cuando el ejército reportó que 22 presuntos delincuentes murieron y un soldado resultó herido tras supuestamente responder a una agresión.

Sin embargo, una mujer que dice que estuvo en el lugar de los hechos, dijo hace unos días que sólo una persona habría muerto en el tiroteo inicial y que luego los soldados habrían matado a los 21 restantes cuando ya se habían rendido, incluida su hija de 15 años, quien yacía herida en el suelo.

La testigo no pudo ser inmediatamente contactada para conocer su opinión sobre los arrestos.

“En lo inmediato parecería un control de daños... tratar de contener el asunto en el sistema de justicia militar”, dijo Alejandro Hope, experto en seguridad y exfuncionario de la agencia de inteligencia mexicana, que ha sostenido que el caso abre la oportunidad a las autoridades para demostrar luego de una investigación exhaustiva que México es un país en el que prevalece el estado de derecho y no donde un escándalo queda como una anécdota más.

“Se ha vuelto un caso icónico” que “requiere una investigación exhaustiva, puntillosa de este asunto”, agregó.

Más pruebas de la matanza
Un diario nacional publicó el viernes varias fotografías de cuerpos ensangrentados, supuestamente tomadas inmediatamente después de un tiroteo, en las que aparecen investigadores y militares en el lugar donde ocurrió la supuesta confrontación entre Ejército y presuntos delincuentes.

Las respuestas oficiales
La Procuraduría General de la República, encargada de la investigación penal en México, dijo que hasta ahora no había encontrado pruebas que corroboraran el relato de la testigo, pero luego abrió una investigación para determinar si se respetaron los derechos humanos en la supuesta confrontación entre militares y presuntos delincuentes.

Pero esta semana, el presidente Enrique Peña Nieto dijo en Nueva York que la Procuraduría General debía adelantar la investigación y responder a todas las preguntas que ha suscitado.
Tags