×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Reflexiones
Autoridad amorosa
Isabel Orendain 12-12-2013 23:10 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Cortesía / Es mejor reprender a tiempo cuando los niños hagan algo, así entenderán que hicieron algo malo.
Cuántas veces se escucha entre los amigos o dentro de la familia que los papás de hoy son la generación que obedeció a sus papás y que ahora también son la generación que obedece a sus hijos.

Esto no funciona así, dentro de la familia el papá es el papá y no el mejor amigo de su hijo, al igual que la mamá es la mamá y no la mejor amiga de su hija. Dentro de la jerarquía de la familia, la obediencia debe de ser de los hijos a los padres y NO de los padres a los hijos.

Ahora los papás les tenemos miedo a los hijos, se dice por allí “No, si le haces esto se va a traumar”, “No, no le pegues”, “No, no le grites”. Entonces lo que hacemos es que, en vez de eso, les queremos explicar todo con palabras muy rimbombantes; pero en cuanto empezamos, ellos ya se distrajeron.

Cuando están pequeños, una nalgada o un grito a tiempo corrige más que una larga explicación. Y ten por seguro que si actúas así desde que están pequeños, ya cuando están más grandes es muchísimo más fácil que te entiendan y que te obedezcan. Se fuerte, tu eres la autoridad, no flaquees, desde chiquitos hay que educarlos así por más que lloren y pataleen. Al momento de que te arrepientes, él ya ganó.

Los niños necesitan siempre una autoridad amorosa que los guíe para saber cómo actuar ante lo que se les va presentando en su vida.

Hay que tener en cuenta que nadie nace sabiendo y que si a los niños se les dice a todo que sí o que no los regañas, no estás siendo una autoridad; no los estás guiando bien, los estás traicionando ya que los estás obedeciendo y les estas cumpliendo todo lo que te piden.

No porque estés poco tiempo con tus hijos, ya sea por un trabajo o por cualquier otra circunstancia, te sientas con la obligación de cumplir todos sus caprichos, o que tristemente, muchas veces por pereza o por no salir de tu zona de confort, no les llames la atención cuando lo necesitan.

Actuar así no significa que eres mala persona, pues no siempre lo vas a regañar ya que la mayor parte del tiempo eres y quieres ser un padre o una madre amorosa.

Actuar así te va a servir para toda la vida y los niños, al saber que tienen una autoridad amorosa, van a ser personas seguras con la autoestima alta, pues ellos en el fondo de su corazón, saben bien que eso es amor.

Esto no es fácil, se necesita mucha constancia por parte de los papás para que en todo lo que esté realmente (no subjetivamente) mal se actúe de esta manera. Así ellos van a saber lo que está bien y lo que está mal desde pequeños y se van a ir creando una conciencia recta que les va a servir para actuar siempre con responsabilidad.
 
Tags