×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Congreso de diputados migrantes
Sergio García Castañeda 07-04-2014 20:30 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




El problema de la migración resulta complicado en la medida en que EU tiene una ley de inmigración para cada Estado y, México solamente tiene una ley para recibir a cualquier desplazado. La causa de la emigración es multifactorial y nada se ha hecho para atacarla.

Asistí con mucho interés al Primer Congreso de Migración efectuado en Zacatecas convocado por el parlamento local, con el liderazgo de José Guadalupe Hernández Ríos, diputado migrante.

Vale la pena destacar la presencia de la diputada Amalia García, quien tiene el honroso rol de darle a este asunto un enfoque eminentemente humanitario, dado a que se le exige a México cumplir con los tratados internacionales en materia de protección de derechos humanos al recibir a los inmigrados, por el contrario a EU se le dispensa por ser el principal violador de estos tratados.

Llama la atención el señalamiento de Rodolfo García Zamora sobre el modelo económico neoliberal, como causa generadora de la expulsión de mexicanos hacia el extranjero y, esencialmente cuando critica al gobierno de Zacatecas, aunque omite decir que en los 12 años de gobiernos anteriores con un supuesto modelo progresista nada se hizo para matizar el nacionalismo en materia socioeconómica y poder detener la embestida del neoliberalismo salvaje.

El Congreso de legisladores migrantes tiene la virtud de encontrar soluciones integrales a la problemática a la que se presentan nuestros connacionales en el sentido de que se les respeten sus derechos humanos, dado que cada estado tiene la facultad de procesar sus propias leyes.

Esta sería una manera de ir influyendo en cada entidad federativa de EU, por ejemplo en Texas donde hay más ascendencia latina para legislar en sentido humanitario, aunque el objetivo sería que EU aceptará de buena fe una ley internacional de migración con México en donde se aceptase esta soberanía flotante, que se encuentra en tránsito de 11 millones de mexicanos.

Un tabú que envuelve a México ya casi de manera natural con EU, es que no siempre el desarrollo interno de nuestra nación tenga que depender de la economía estadounidense, tienen que implementarse políticas públicas nacionales propias en donde la justicia distributiva sea apegada a principios nacionalistas y dejar a un lado los dictados de la economía globalizada.

No es posible que la primera causa de detenidos mexicanos sea por infracción a la ley de migración de EU, cuando ésos han sido los principales generadores de su riqueza.

Urge como una medida superior una reforma migratoria bilateral entre EU y México, que tenga como principal premisa el respeto a los derechos humanos de los migrantes, sino fuere así ambas soberanías podrían estar en peligro.
Tags