×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



La guerra de Independencia española en el español de México
Luis Rubio 12-02-2014 21:00 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




La guerra que sostuvieron los españoles contra Napoleón entre 1808 y 1814, denominada Guerra de la Independencia, dio lugar a una serie de nuevas palabras en el castellano, uno de las cuales al menos: guerrilla (en su nuevo sentido), ha pasado a gran cantidad de idiomas del mundo. Otras adquirieron diferentes significados.

Sobre esto el término “gabacho” es ilustrativo. Hasta el enfrentamiento con el emperador galo, era una muy localista denominación despreciativa de parte habitantes del Pirineo español (en especial la comarca de la Cerdaña) hacia los vecinos del Pirineo francés. Sin embargo durante el conflicto se extendió a toda España, como forma injuriosa de referirse a los franceses y desde aquí pasó a América.

En México, en ausencia de franceses, se transmutó en referencia despectiva hacia los norteamericanos.

Abrumados por la superioridad del ejército imperial de Bonaparte y derrotadas gran parte de las tropas regulares organizadas, los españoles continuaron su lucha frente al invasor mediante la guerra irregular, la guerrilla palabra que como dijimos no es nueva, pero adquiere nuevas perspectivas.

Uno de los guerrilleros más famosos fue Juan Martín, más conocido por su apodo del Empecinado. En realidad “empecinado” era un nombre asociado a los habitantes de su pueblo natal, Castrillo de Duero, en Valladolid. Sobre este, se dice que era debido a unas aguas ponzoñosas de la localidad que hacía que los habitantes de las comarcas próximas llamaran “empecinados” (llenos de pecina) a los de Castrillo. Sin embargo la actividad brava y obstinada de Juan Martín en su lucha contra los franceses, haría que de apodo de unos lugareños, se transformara en sinónimo de tenaz, terco, tozudo, como tal pervivió y aparece en el Diccionario de la Lengua Española.

Sin embargo, creo que otro apelativo de lugar perteneciente un guerrillero durante este conflicto ha tenido una enorme transcendencia en México, me refiero a Don Julián Sánchez (1774-1832) “el Charro” natural de Santiz, Salamanca, comarca conocida como la Charrería y a sus habitantes como los charros. Sánchez organizó una partida de lanceros a caballo aprovechando la tradición de vaqueros de esta zona con el objeto de combatir al invasor. Su facción se hizo famosa y fue la más apreciada del famoso general británico, duque de Wellington. Sus hombres portaban el tradicional atuendo de los vaqueros salamantinos, hasta que tuvieron que adoptar el uniforme de caballería inglés.

Mi hipótesis es que las hazañas de Julián Sánchez y sus jinetes pudieron fácilmente llegar al virreinato de la Nueva España, donde obviamente se seguían absolutamente los acontecimientos de la guerra en la península. Esta opinión se sustenta en el hecho de que parece no existir esa denominación en el español de México, antes de la Guerra de Independencia Española, y más bien se empleaba el de chinaco entre otros.
Tags