×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Consagran su amor ante Dios
Alejandra García 01-08-2014 20:00 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Nallely de León / La pareja lució dichosa por esta decisión.
Nallely de León / Felices, arropados por sus seres queridos.
Nallely de León / Javier y Eduardo Adame, con Juan de la Riva y Gustavo Gómez.
Nallely de León / Rosalba, Lorena, Martha y Jazmín, damas de honor.
Nallely de León / Armando y Angélica.
Nallely de León / Pury y Guillermo de la Riva.
Nallely de León / La familia Dávila llegó desde Culiacán, Sinaloa.
Nallely de León / Leslie Azul y Jassiel, pajes.
Amanda Dávila Enríquez y Mauro de la Riva Medina unieron sus vidas en sagrado matrimonio con un estilo muy mexicano, a los pies del altar de la Catedral Basílica de Zacatecas.

El novio iba ataviado con un elegante traje de charro y la misa fue amenizada con la música de los integrantes del mariachi Los Zacatecanos.

Los pequeños pajes: Claudia, Mariana, Leslie y Jassiel, todos ellos sobrinos y primos de Mauro y vestidos con el traje típico de Mexicapan, llevaron la cauda del hermoso vestido de la novia y las almohadillas doradas que pusieron frente a las butacas de los novios.

Seis damas de honor con vestidos rojos precedieron su paso, al igual que los padres del novio Roberto de la Riva y María de Lourdes Medina, y la mamá y hermano de la novia, María de la Paz Enríquez y Armando Dávila.

El presbítero de la iglesia les recordó que “depende de los dos mantenerse unidos, así como dependió de ustedes encontrarse. El destino es algo que se forja con las capacidades que Dios nos da y es ese destino el que los ha traído aquí hoy”.

Mauro y Amanda se conocieron hace cuatro años cuando de casualidad él llegó como inquilino a la casa de la familia Dávila Enríquez y ayudándola con sus tareas, se enamoró de ella.

Frente a los ojos de Dios, sus padrinos de lazo y velación, Martha de la Riva y Juan Manuel de la Riva, pusieron en sus hombros el peso de su compromiso, mientras que Refugio Dávila depositó en sus manos las arras que Amanda prometió cuidar como la economía del hogar que formarán.

Terminada la misa, familiares y amigos de la pareja dirigieron sus pasos a la Quinta Santa Mónica para disfrutar una deliciosa comida que les tenían preparada en honor a tan especial día.
Tags