×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Convencen a Guerrero de aceptar su destitución
Carlos Montoya 04-07-2014 22:00 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Carlos Montoya / Alejandro Guerrero (de chaleco) era apoyado por un grupo de preventivos que estaba en contra de su destitución.
Carlos Montoya / Se liberaron las instalaciones de la comandancia.
PÁNUCO.- Luego de una reunión con autoridades municipales, Alejandro Guerrero Rodríguez aceptó dejar la jefatura de Seguridad Pública, como lo había acordado el cabildo.

Antes de este acuerdo, las instalaciones de la policía municipal continuaban rodeadas por diferentes cuerpos de seguridad y en su interior estaba el exdirector Guerrero Rodríguez, quien se negaba a dejar el cargo.

En la comandancia se mantenía junto con 12 policías inconformes por esa decisión.

El alcalde Juan Rodríguez Valdez se había quejado de la falta de disposición por parte de Guerrero Rodríguez para entablar un diálogo y llegar a un acuerdo. Y advirtió que había interpuesto una denuncia ante el Ministerio Público para que procediera conforme a derecho.

Por su parte, Alejandro Guerrero junto con Guillermo Juárez Martínez, coordinador operativo de la corporación, aclaró que no estaban encuartelados como dijeron las autoridades del ayuntamiento.

Explicaron que se concentraron en la comandancia para manifestarse de forma pacífica hasta ser escuchados por el alcalde y sus colaboradores.

“Nosotros no estamos amotinados; estamos manifestando nuestra inconformidad parando labores y no somos delincuentes ni bandidos y parece que nos tienen arraigados”, dijo uno de los policías, mientras hacía alusión al cerco que montaron las autoridades que, según él, no los dejaban salir ni a comprar alimentos.

“Tenemos casi un día sin comer porque no nos dejan salir a comparar comida y tampoco dejan que nos la traigan”, agregaron los preventivos.

Sin embargo, pasado el mediodía, hubo un primer acercamiento entre la parte inconforme con el secretario del ayuntamiento, Arturo Acuña del Río, y gracias a las negociaciones, la entrada principal de la Dirección de Seguridad Pública fue liberada por policías estatales, a quienes se les había encomendado vigilar el municipio.

De esta manera, el resto de los preventivos municipales finalmente pudieron acceder a la corporación.

Para ello, se creó una comisión que iba a dialogar con el cabildo para llegar a un acuerdo y volver con las actividades de rutina lo más pronto posible.

Tras la reunión, el exdirector Alejandro Guerrero Rodríguez finalmente aceptó su destitución bajó los términos y condiciones pactadas con el ayuntamiento.
Tags