×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



¿Usted considera que su pajera es?

Decisiones comprometedoras 
Sigifredo Noriega Barceló 26-08-2014 22:00 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Ha sido una semana netamente juvenil. Espero que los chavos y chavas me hayan contagiado el entusiasmo de vivir, el sentido festivo del tiempo, la humildad de la búsqueda y el realismo dramático del tiempo de las grandes y pequeñas decisiones de cara al futuro.

Una semana compartida entre la nostalgia -de mi parte- y la promesa expresada en los variopintos rostros de los jóvenes. Al contemplarlos resonaba en los oídos de mi conciencia la pregunta de Jesús:"¿Quién dice la gente que es el hijo del hombre en el siglo 21?”.

Primero, los 84 muchachos del Seminario Mayor de Zacatecas (36 teología/48 filosofía) en ejercicios espirituales para iniciar el nuevo curso escolar. Una de las meditaciones fue tomada, precisamente, del Evangelio de este domingo. Me emocionó entrar de lleno en la provocativa pregunta de Jesús, sobre todo en el “y ustedes, ¿quién dicen que soy yo?”. Meditamos que es una cuestión vital y no un rollo más. De la respuesta depende el cristiano-sacerdote que quiere Jesús y necesita la Iglesia, la nueva evangelización, la manera de ver/pensar/actuar en el mundo, el horizonte total de las presentes decisiones.

No cualquier palabra ni cualquier confesión sirven. La pregunta es pública y la respuesta ha de ser vivida públicamente en la vida de cada día, el Seminario, la Iglesia, la calle, el comportamiento. Es hora de aceptar y asumir el reto que Pedro y cientos de miles de seguidores de Jesús han vivido. Espero no haber agobiado a los muchachos.

Luego, los cientos de jóvenes que participaron en el Jubileo de la juventud de nuestra diócesis. ¡Qué generosos y disponibles nuestros chavales! Cuerpos frescos, mentes abiertas, emociones y sentimientos a flor de piel, afectos en construcción, libertad y libertades en conflicto, amores en lista de espera, estudiantes con esperanza de futuro, trabajadores en potencia, sueños, deseos, frustraciones, más sueños, deseos. Un abanico amplio de posibilidades.

A ellos la pregunta comprometedora de Jesús: ¿quién soy y significo para ustedes, habitantes urbanos, digitales, entre virtuales y reales, globales, miembros de grupos juveniles? Al verlos entrar a la Catedral los he pensado entrando en el maravilloso mundo de la fe en Cristo, su Iglesia renovada, el ser humano dignificado, la nueva sociedad pacífica y habitable, las pobrezas escandalosas de la humanidad cediendo.

“Y ustedes, ¿quién dicen que soy yo?” También aplica para ti en el momento que vives y en la toma de decisiones. Pedro confiesa y pronuncia palabras que no son de él, que no entiende todavía. Pedro habla lo que el Padre le inspira.

Me quedo pensando en la palabras “de largo alcance” de Pedro y las nuestras, que comprometen la vida de por vida. ¿Qué implican? Lo tenemos que ir aprendiendo cada día, durante el año escolar y más. No nos comprometemos con alguien porque ya sabemos lo que nos espera. Nos comprometemos para hacer todo lo que nos espera a partir del compromiso de una palabra dada a Jesús, el hijo de Dios vivo.

Bendigo las decisiones comprometidas que tomen esta semana. Pienso especialmente en Ana María y Bernardo, Mariel y Jorge Iván, matrimonios en puerta.
Tags