×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Derraman sobre Rodrigo las aguas del Río Jordán
Alejandra García 02-06-2014 22:40 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




César Chacón / Rodrigo junto a sus padrinos, Moisés García y Araminta Nerio y sus papás, Monserrat García y Rodrigo Olvera.
Carlos Montoya / Siempre se mantuvo tranquilo y atento.
César Chacón / Alan, Gaby, Sonia, Fátima, Andrea, Santiago, Sonia, Karen y Sabina.
César Chacón / Recibió el sacramento en el Templo de Santo Domingo.
Rodrigo Sebastián Olvera García fue acogido por la Iglesia Católica al recibir el sacramento del Bautismo en el Templo de Santo Domingo.

Sus padres, Monserrat García y Rodrigo Olvera, se mostraron felices de acercar a su hijo hasta la pila bautismal y librarlo del pecado original.

Los padrinos del niño, Araminta Nerio y Moisés García, lo sostuvieron entre sus brazos y le hicieron la señal de la cruz para que el sacerdote pudiese rociar en su cabeza el agua bendita y poner en su pecho el óleo.

Luego de acabar con el rito del sacramento, el sacerdote proclamó “este niño ha sido transformado a una nueva fe”, lo que provocó que sus nuevos hermanos católicos irrumpieran en aplausos.

A pesar de que el pequeño no sabía muy bien lo que estaba pasando, en ningún momento pareció temer y se dejó ungir y ser recibido en los brazos eclesiásticos.

Sebastián, “el venerable” según su etimología, fue el nombre que su madre eligió, pues está segura que se conviertirá en un muchachito de bien y que seguirá los mandatos del Señor.

El papá del pequeño, por su parte, quiso preservar la tradición familiar al insistir que el primer nombre fuese Rodrigo, como él.

La familia ofreció después de la ceremonia religiosa una deliciosa comida conmemorativa en el restaurante Bokaffé, ubicado en el parque recreativo La Encantada.
Tags